Grafitero pintó rostro de Rafael Uribe Noguera en diferentes sitios de Bogotá

En su frente se lee Yuliana. Artistas callejeros continuarán dibujando rostros de violadores de niños en otros lugares de la ciudad.

“En las culturas orientales y europeas, hace muchos años, tatuaban en la frente a los asesinos”, dijo Cacerolo, autor de los grafitis que ha plasmado en las calles la imagen del confeso asesino de Yuliana Samboní.

Él y otros artistas urbanos quieren, con sus grafitis, revivir los llamados muros de la infamia, iniciativa que llevó rostros de violadores de niños a vallas públicas, hace casi diez años.

Estos dibujos no tienen restricción a menos que el dueño del predio no permita realizarlo, según el Distrito.

El 11 de enero iniciará el proceso contra Rafael Uribe Noguera por la tortura, violación y asesinato de Yuliana Samboní, de 7 años, crimen cometido hace un mes en el norte de Bogotá.

Publicidad