Queremos limpiar el nombre de nuestro papá: hijas de celador de edificio Equus

“Lo tomaron como un coautor”, aseguran familiares de Fernando Merchán, vigilante que se quitó la vida cinco días después del crimen de Yuliana.

Las hijas de Fernando Merchán Murillo aseguraron que emprendieron una lucha por limpiar el hombre de su padre.

Murillo, quien trabajaba como vigilante del edificio Equus 66, se quitó la vida días después de la violación y asesinato de Yuliana Samboní,

"Las personas que lo conocimos, las personas allegadas a él, sabemos que no encubriría un hecho tan lamentable como el de la niña Yuliana", declaró Olga Casallas, pariente de Merchán. 

Karen Merchán, hija del vigilante, señaló como presuntas causas del suicidio "la presión del jefe que le dijo que era culpable de lo que había sucedido, lo de las redes sociales y también lo que dijo el hermano de Rafael Uribe que él había subido a discutir con la señora Catalina, cosa que él no hizo porque no podía dejar el puesto de trabajo solo". 

Publicidad