Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

Facturas de compra, ¿por qué es clave fijarse en ellas y conservarlas?

Es un documento legal que da fe de la transacción y sus características. No debe confundirse con la garantía, pues esta debe darse aún sin el comprobante.
La factura es un documento legal que certifica la venta de un artículo o un servicio a otra persona y es obligación expedirla por parte de los establecimientos comerciales, los profesionales independientes, y por quienes vendan productos agrícolas o pecuarios, aunque hay excepciones fijadas por la ley.
Es un documento que da fe de la transacción, de la relación de consumo y genera efectos tributarios para los agentes retenedores.
Para no tener problemas, la factura debe especificar el nombre del establecimiento o persona que hizo la venta, su ubicación, el NIT, la fecha de la venta, el valor de la transacción, ojalá individualizando cada producto y los datos del comprador.
Además, deben estar numeradas de forma consecutiva.
Siempre y cuando llene los requisitos mencionados, la factura puede entregarse en formato preimpreso, o factura electrónica, pero también sirve el tiquete de la registradora.
Ese documento es equivalente a la factura y es muy importante que el comprador lo conserve para que lleve registro y tenga derechos consignados en el estatuto del consumidor.
Hay establecimientos que le ofrecen al comprador no expedirle factura, a cambio de hacerle algún descuento. Eso es una práctica que va contra las normas.
La factura no debe confundirse con la garantía, ya que aun sin factura, existe el derecho a que el establecimiento responda por el producto.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias