acuerdo final
9:35 am - 25 de Junio de 2016

El día que las FARC pusieron una volqueta bomba en el corazón de Apartadó

file-257347

Por: 
Noticiascaracol.com

El 27 de febrero de 1997 las FARC le quitaron una volqueta a Alberto Vélez en el relleno sanitario de Apartadó.

Allí, cuatro hombres armados con fusil lo secuestraron a él y a sus compañeros. El vehículo lo convirtieron en un gigantesco carrobomba.

"Yo iba con dos muchachos, ayudantes míos, y a nosotros nos llevaron monte arriba, mucho más arriba del relleno sanitario", recuerda el propietario del vehículo, Alberto Vélez.

El atentado era contra una estación de Policía, ubicada en la calle del comercio de Apartadó, y en ese lugar dejaron cargada la volqueta con 100 kilos de dinamita. La explosión produjo que dos cuadras enteras desaparecieran.

El estallido mató a cerca de 20 personas y dejó heridas a 60 más. Desde ese día, Alberto tuvo que huir, perdió su volqueta, su casa y a su familia porque lo iban a matar.

“Las FARC me persiguieron porque me tocó dar retratos hablados, en ese momento las Autodefensas (Unidas de Colombia) entraban aquí. La orden era: mátelo, porque era el dueño de la volqueta y el Estado con un capitán de apellido Cárdenas", relata Alberto.

Hoy reclama que las FARC lo reparen porque, según él, le acabaron su vida.

Lo mismo pasa con Jairo Bolaños, a quien la explosión le acabó con su negocio de telas.

"¡Claro! Naturalmente, porque no habrá paz sin justicia y la reparación es vital para que la gente realmente tome el curso que tenía", dice Bolaños.

De esta bomba hay 22 reclamantes por daños a sus propiedades, casas, negocios y vehículos, cinco de ellos ya murieron esperando alguna indemnización.

El alcalde de apartadó, Eliécer Arteaga, dice que las FARC deben responderles a sus víctimas y enfatiza en que en esta región hay que hacer una inversión millonaria para darle sostenibilidad al acuerdo final al que se llegue en Cuba.

"Nosotros estamos planteando cuatro grandes proyectos: conectividad vial, acueductos veredales, instituciones educativas rurales y proyectos productivos, queremos desarrollo", afirma el mandatario.

En Apartadó viven unas 180 mil personas, la mayoría de ellas tocadas por la guerra, guerra que esperan de una vez por todas se acabe y permita a sus familias tener una vida mejor.

Ver Comentarios

d