acuerdo final
10:56 am - 9 de Octubre de 2016

Proceso de paz en Colombia "se fortalece" con el Nobel, afirma experto

Artículo
Por: 
AFP

El proceso de paz en Colombia está en "una situación difícil" tras el plebiscito que rechazó el pacto con la guerrilla FARC, pero "se fortalece" con el Nobel de Paz otorgado al presidente Juan Manuel Santos, opinó un experto internacional.

"Es un reconocimiento ético, moral y político, y empuja aún a los más escépticos a buscar un acuerdo" con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), dijo Mariano Aguirre, director del Centro Noruego para la Resolución de Conflictos (NOREF), de visita en Bogotá.

A continuación, un resumen de la entrevista que mantuvo el sábado con AFP:

P: ¿Cómo queda el proceso de paz con el Nobel?

R: Se fortalece, aunque se encuentre en una situación difícil y hasta peligrosa. Los contrarios al acuerdo tratarán de frenar toda reforma y modernización. El Nobel es un reconocimiento ético, moral y político, y empuja aún a los más escépticos a buscar un acuerdo para seguir adelante.

P: ¿Fue una sorpresa?

R: Colombia estaba en la lista de los posibles ganadores. Desde que el 'No' ganó el plebiscito empezó a caer posiciones, pero era un candidato fuerte. Ha sido una decisión acertada, el Nobel a Santos es merecido.

P: ¿Debería haberse premiado a las FARC también?

P: Era complicado aplicar el mismo modelo de décadas atrás, cuando se le otorgó al fallecido presidente de Israel Shimon Peres y al también fallecido líder de la OLP Yasser Arafat. En estos 30 años ocurrió el 11 de septiembre, la guerra contra el terrorismo, la proliferación de grupos armados como Boko Haram o el Estado Islámico, que gozan de una deslegitimación muy alta. No se puede olvidar que las FARC figuran en algunas listas internacionales como un grupo terrorista.

P: ¿Por qué Santos es tan reconocido afuera de Colombia y tiene tan baja popularidad adentro?

R: En un mundo de conflictos armados, atentados terroristas, hay un mandatario que se ha empeñado en impulsar un proceso de paz, que ha sabido resistir momentos complicados, que ha mantenido una estrategia dura de negociar la paz mientras sigue la guerra. Santos ganó un espacio internacional muy fuerte en un momento en que faltan buenas noticias. Al mismo tiempo, los ciudadanos siempre tienden a mirar más hacia afuera y desvalorizar lo que tienen adentro. Y Santos ha dedicado tanto tiempo al proceso de paz que quizás eso no le ha permitido dedicarse a otras cuestiones internas.

La paz "ya empezó"

P: ¿Como afecta el resultado del plebiscito al papel de la ONU?

R: Naciones Unidas ha ganado peso en su mandato de verificación del fin del conflicto. Su voluntad es servir al proceso en todo lo que sea posible. Es interesante que sea una misión neutral, pacífica, que respeta la soberanía de Colombia. También los países garantes (Noruega y Cuba) y acompañantes (Venezuela y Chile) han ayudado al diálogo entre las partes y han dado cohesión al proceso.

P: ¿Se equivocó Santos con el plebiscito?

R: Para Santos era un problema convocarlo y no convocarlo. Ha sido problemático perderlo, pero perdió por 54.000 votos y si ganaba por ese margen tan leve, probablemente igual hubiera tenido una presión fuertísima para renegociar. Era irremediable el plebiscito, y si no, igual tenía que buscar un diálogo con la oposición. Y ahora también tiene que incluir en el debate a más del 60% que no votó. Pero el punto de partida debe ser el acuerdo al que se llegó. No hay que empezar de cero.

P: ¿Es un buen acuerdo?

R: Es posiblemente uno de los acuerdos de paz más importantes que se han firmado nunca. Es como un reloj suizo, como una Constitución de la Paz. Más allá de las circunstancias actuales de Colombia, va a ser visto como un modelo. No se puede desechar el resultado del plebiscito, pero tampoco un acuerdo firmado entre un gobierno legítimamente elegido y una fuerza armada no estatal que, guste o no, ha estado peleando durante 50 años.

P: ¿Cuál es el desafío ahora?

R: Preservar lo mayor posible del acuerdo y que las FARC no se retiren.

P: ¿Puede fracasar este proceso, como ya pasó tres veces con las FARC?

R: Colombia ya empezó a implementar la paz en decenas de iniciativas de la sociedad civil y con instrumentos del Estado en restitución de tierras, reparación a las víctimas. Normalmente eso se hace después de firmar. Y eso nadie lo puede echar atrás. A eso el presidente Santos y las FARC le están prestando atención y al expresidente (y líder de la oposición Álvaro) Uribe no le queda más remedio que mirarlo también, a menos que quiera cargar con la responsabilidad de haber fracturado una sociedad que ya había empezado a hacer la paz.

Alina DIESTE / AFP

Ver Comentarios

d