Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Con juego del amigo secreto, comunidad en Medellín se las ingenia para poder tener una biblioteca

La falta de oportunidades de los habitantes del barrio Piedras Blancas no trunca su sueño de tener un espacio donde los niños puedan hacer sus tareas.

La falta de oportunidades de los habitantes del barrio Piedras Blancas no trunca su sueño de tener un espacio donde los niños puedan hacer sus tareas. Suscríbase [GRATIS] a nuestro canal en YouTube: http://bit.ly/2Jhc3oO. Descargue nuestra aplicación: http://hyperurl.co/appnoticias Síganos en Google: http://bit.ly/2MrIZP3 WhatsApp El Periodista Soy Yo: http://bit.ly/2QD18rw WhatsApp Noticias Caracol Ahora: http://bit.ly/34ed1uQ Síganos en redes sociales: Facebook: https://www.facebook.com/NoticiasCaracol Twitter: https://twitter.com/NoticiasCaracol (@NoticiasCaracol) Instagram: https://www.instagram.com/noticiascaracol/ Nuestros canales en YouTube: Caracol Televisión: http://bit.ly/2CHpld2 Suscribirse Gol Caracol: http://bit.ly/2yAIGcU Suscribirse Shock: http://bit.ly/2CHNKzi Suscribirse Blu Radio: http://bit.ly/2CFF7Fo Suscribirse La Kalle: http://bit.ly/2JkgfEz Suscribirse Caracol Play: http://bit.ly/2SkyjlM Suscribirse El Espectador: http://bit.ly/2D4rkt7 Suscribirse

Llegar al barrio Piedras Blancas es difícil, pero aún más complicado es acceder a la educación para los niños de este humilde asentamiento, en el nororiente de Medellín .

“El colegio que se encuentra más cercano a esta comunidad es el de Gente Unida y es un trayecto más o menos de dos kilómetros. Cuando hay invierno el pantanero es impresionante, los niños se tienen que devolver porque se caen, se les ensucia el uniforme”, cuenta Mónica Cardona, habitante del barrio Piedras Blancas.

La falta de oportunidades y comodidades contrastan con el ingenio comunitario. Carentes de cualquier infraestructura académica o deportiva, a través del amigo secreto, las familias recogen fondos para construir su biblioteca.

“Lo que hacemos es que por donaciones mínimas de 10 mil pesos se le envía a la persona, virtual o físico, una postal con la historia o la fotografía de uno de los habitantes de este lugar. Muchos de ellos son desplazados de la violencia del país”, indica Mariana Restrepo, fundadora de Un Bazar para Abrazar.

El barrio queda en los límites con el corregimiento de Santa Elena. Ahí, casi en el filo de la montaña, aparecen las casas de madera, algunas en aluminio, tejas de zinc y unos 170 niños que esperan por mejores oportunidades para estudiar.

Publicidad

Luis Alfredo, de 14 años, con atuendo de futbolista y muchas ganas de estudiar anhela la biblioteca.

“Mi sueño y el de mis amigos es que hagan la biblioteca, que traigan libros, computadores, para así hacer nuestras tareas tranquilos y poder ser felices”, expresa.

Para cristalizar ese anhelo hacen falta 26 millones de pesos.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO