Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

COVID-19 truncó el sueño de esta mujer de recibir su anhelado trasplante de pulmón

Después de un año en lista de espera, ya tenía todo listo para su cirugía, pero se contagió con el virus y el proceso se canceló. Ahora aguarda por otro donante.

Jackeline Osorio no le perdona al coronavirus el que le haya frustrado su sueño de tener pulmones nuevos. Luego de haber esperado por más de un año en las interminables filas de quienes necesitan una donación, le detectaron que era positiva para COVID-19 , por lo que la cirugía tuvo que ser cancelada.

“Todo paciente potencialmente candidato a recibir un trasplante de pulmón debe tener una prueba de coronavirus negativa para poder recibir ese órgano”, explica Manuela Tobón, neumóloga de la Clínica Cardio VID.

“Llegó la noticia y claro, eso fue un impacto para mí, mi familia, todo mi círculo cercano. Llevaba muchos días sin tener contacto con ellos, se hicieron la prueba y fui la única de mi familia, de 13 personas cercanas, que salí positiva”, confiesa Jackeline Osorio.

Luego de dos semanas de permanecer hospitalizada, Jackeline volvió al mismo lugar donde inició: en la fila de espera; la misma en la que se encuentran decenas de colombianos que necesitan un trasplante.

“Yo siempre he dicho, a quien me pregunta cómo se siente lo que yo estoy viviendo, lo siguiente: ¿qué hace usted con su cuerpo que nunca se da cuenta? Respirar... la persona cuando tiene una condición respiratoria difícil tiene que pensar cada que respira”, reflexiona Jackeline.

Publicidad

Esta maestra de preescolar sabe, a sus 39 años, que depender de las decisiones de los demás no es fácil, ya sea para que no la contagien de un virus o que le donen un órgano. Ahora ella espera que la vuelvan a llamar para decirle que apareció un donante.

“Caramba, volver a empezar, ¿cierto?, porque es volver a esperar después de que había un donante. En esa parte me siento muy fortalecida, porque creo que las cosas tienen un tiempo y tengo fe en Dios”, dice.

Jackeline Osorio asegura que no tiene más remedio que guardar la calma. Al menos, puede contar que sobrevivió al COVID-19 y lo que hay es vida para hacer fila, o bueno, hasta que el tiempo y su salud se lo permita.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias