Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

COVID acorrala al personal médico en Antioquia: deben decidir a quién asignan una UCI

En el departamento hay unas 200 personas en turno de espera para ser internado y solo 16 camas disponibles, la situación más grave durante la pandemia.

Antioquia vive la situación más crítica de la pandemia del COVID-19. Hay hospitales como el Pablo Tobón Uribe donde a sus médicos ya les toca escoger, de acuerdo a las probabilidades de sobrevivencia, qué paciente ocupa o no una unidad de cuidado intensivo.

“Tiene que ver con la probabilidad de sobrevivir al virus, ya llegamos al límite, por lo tanto, nos toca definir y priorizar quién debe ir a una unidad y quién en un momento dado tiene que tener otros cuidados menos complejos y hacer hasta donde podamos hacer”, indicó Andrés Aguirre, director general del Hospital Pablo Tobón Uribe.

El Pablo Tobón está al 100 % de su ocupación y el comité de bioética acompaña a los trabajadores de la salud en la difícil elección de los pacientes.

Los pacientes desbordan las UCI que hay disponibles, entonces debemos elegir a quién se le asigna el recurso, esto lo hace un grupo al lado de los profesionales porque genera una carga emocional gravísima”, dijo Aguirre.

Como este hospital, hay por los menos otros 23 donde la capacidad está desbordada. La alternativa para sobrevivir es el traslado de los enfermos a otras regiones. Antioquia anunció, este lunes, 30 remisiones diarias.

“Vamos a estar concentrados esta semana en la gestión directa de la referencia de pacientes a otras ciudades. El viceministro de Salud, Alexander Moscoso, nos anunció que tiene aviones de la Fuerza Aérea para apoyar la remisión de pacientes a otras ciudades”, señaló Luis Fernando Suárez, gobernador (e) de Antioquia.

Publicidad

Pero la ocupación no es lo único que preocupa, el número de fallecidos también lo es: más de 300 en los últimos 5 días, esto ha hecho que los hornos crematorios estén funcionando a un 93% de su demanda, incluso, con cremaciones represadas.

“Estamos en estos momentos alarmados porque estamos por encima incluso de los meses más críticos del año pasado y del mes de enero de este año, que llegó casi al 100% de fallecimientos. En estos 5 días nosotros tenemos represados en algunos hornos la entrega de algunas cenizas dado que el porcentaje de fallecimiento está al 150%”, explicó Fernando Arango, gerente general de la funeraria San Vicente.

En Medellín en este momento hay tan solo 16 unidades de cuidado crítico disponibles. La ocupación de camas UCI en Antioquia está en el 95% y en lista de espera para acceder a una cama, según la Personería, hay cerca de 200 personas.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias