Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Crisis en EPM significaría un duro impacto al bolsillo de Medellín

Expertos temen que los ingresos disminuyan si las calificadoras de riesgos muestran desconfianza en la compañía.

Empresas públicas de Medellín (EPM), la empresa insignia de los antioqueños, con ganancias de más de 2 billones de pesos, ha sido ejemplo en materia de gobierno corporativo, de cobertura, de servicio y de eficiencia.

Pero hoy, los tiempos son otros y lamentablemente los conflictos derivados de su manejo la tienen en la mira de las llamadas calificadoras de riesgo, que hoy cuestionan el manejo que se le está dando a la compañía.

Por ejemplo, la calificadora estadounidense Ficht emitió hace unos días que está alerta sobre EPM.

En ella asegura, palabras más, palabras menos, que las cabezas de EPM, es decir el gerente y la junta directiva, deben actuar con total independencia de la Alcaldía de Medellín.

Esa tesis la respaldan expertos en el tema, que aseguran que esta alerta de Ficht significa que el manejo interno que hoy se le da a la compañía podría aumentar su deuda y la desconfianza a la hora de otorgarle préstamos.

“Cuando esa ruptura de gobierno corporativo sucedió en Medellín, pues obviamente se incrementan los intereses que va a cobrar la banca extranjera porque hay una creciente desconfianza en la ciudad; esto pasa por los actuales manejos que se están haciendo”, explicó Yamid López, director del Observatorio Económico de Antioquia.

Publicidad

El analista de mercados Juan David Ballén opinó: “Si la compañía quiere financiar proyectos mediante deuda, la tasa de interés que va a tener que pagar se eleva, es decir va a tener que pagar unos intereses superiores, mientras que en otro tipo de escenario la compañía sería más rentable y con mejores manejos”.

Incluso, van más allá: creen que las finanzas de la segunda ciudad más importante del país también podrían verse afectadas.

EPM hace unas trasferencias al municipio de 1,3 billones y en algunos casos de 1,5. Si los alcaldes de Medellín no tuvieran ese flujo de caja, sería imposible tener una ciudad como la tenemos”, agregó López.

La misma preocupación expresan gremios como la Andi, que cree que empresas como EPM requieren de altos estándares corporativos, de lo contrario, dice, el daño puede ser irreparable.

Y es que las cifras de EPM y lo que está en juego es descomunal pues, sin contar la magnitud del proyecto Hidroituango , la empresa representa en buena medida el soporte económico de Medellín y Antioquia.

“Es una compañía que en términos de ingresos, al año genera casi unos 18 billones de pesos, que solo en el tercer trimestre del año 2020 fueron por casi 13,8 billones de pesos. En términos de rentabilidad, equivalen al 33 por ciento de sus ingresos y es una empresa que puede llegar a generar 5,5 billones de pesos anuales en Ebitda (o resultado bruto de explotación)”, manifestó Germán Cristancho, analista de mercados.

Publicidad

Por eso, todos los expertos consultados coinciden en que, independientemente de las diferencias políticas en torno a EPM, su manejo debe ser inmaculado. Es decir, alejado de disputas políticas para no jugar con fuego y no poner en riesgo a la joya de la corona de los antioqueños.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias