Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

Declaran calamidad pública en Arboletes por sequía, no llueve hace ocho meses

La represa que surte al acueducto de este municipio del Urabá antioqueño está seca. El agua lluvia es su fuente de abastecimiento.  
La emergencia por sequía afecta a más de cincuenta mil personas de varias localidades de esta región.
“En Arboletes está la situación bastante crítica porque la represa quedó totalmente seca, no hay esperanzas”, manifestó Félix Luna, habitante de este municipio.
Llevamos más de cinco días sin agua. No tenemos agua ni para lavar los platos, ni para cocinar, ni para tomar, estamos comprando agua y nos estamos bañando con agua de bolsa”, confesó Esperanza Gutiérrez, afectada por la sequía.
La falta del líquido tiene a la comunidad padeciendo. Lo poco que hay lo transportan en carretas, motos y, en muchos casos, van a pie a buscar el agua en pozos cercanos.
“Desde las cinco de la mañana estábamos cogiendo agua y la utilizamos para lavar y hacer los oficios de la casa; a veces para cocinar, porque esta agua es tratada con cloro”, contó Diana Pedraza, habitante de Arboletes.
Por las llaves de las viviendas no sale una gota del líquido, lo que obliga a las personas a comprarlo para el consumo diario.
Cada galón vale mil pesos, esta agua solamente es para tomar y cocinar. La que cogemos es para lavar y otras cosas de las fincas, que están como a cuatro o cinco kilómetros de aquí”, comentó Albeiro Ossa, afectado por la sequía.
“El municipio surte su agua cruda de un embalse, el cual se llena netamente del agua lluvia que cae sobre la zona. La problemática es que se presentó una sequía de más de ocho meses. En estos momentos se está haciendo entrega de agua por carrotanques”, explicó Jorge Góez, ingeniero de la empresa de acueducto AAS S.A.
Situación que obligó a la Alcaldía a decretar la calamidad pública en el municipio.  
“El plan de contingencia ya lo analizamos y vale 10 mil millones de pesos, porque está en el corto, mediano y largo plazo. Nos estamos consumiendo, diariamente, $20 millones en tres carrotanques”, indicó la alcaldesa de Arboletes, Diana Garrido.
El director del Dapard, Jaime Enrique Gómez Zapata, llegó hasta la zona para liderar un consejo extraordinario de gestión del riesgo y tomar medidas.

 

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Advertisement

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO