Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

¿Delito o actitud reprochable? Sigue controversia por negación de fiscal a recibir detenido

La funcionaria no judicializó al sujeto argumentando congestión en los centros de reclusión y el temor por contagios de COVID-19. Expertos analizan su caso.

Ocurrió el viernes pasado en una unidad de reacción inmediata de la Fiscalía en Medellín . La polémica se dio entre una fiscal y un policía, que decía haber capturado a un joven con un celular robado. La funcionaria se negó a recibir al detenido con este argumento relacionado con la pandemia.

“Te estoy sugiriendo que la situación que estamos viviendo no solo aquí, sino a nivel mundial no nos está permitiendo a nosotros detenidos abajo. Ya vos me dijiste que habías bajado a ver, eso abajo está en un foco de contagio impresionante”, expresó la mujer.

Incluso, amenazó con investigar al policía.

“Entonces aquí cualquiera de nosotros podría compulsarte copias. ¿Correcto? Ya si tú quieres dejarlo, déjalo”, manifestó.

Para exfiscales, la funcionaria, a la que sus superiores investigarán disciplinariamente, habría incurrido en varios delitos.

Incurrió en falta disciplinaria con ese trato descortés, desafiante y amenazante para con el policía y por no haber cumplido con sus funciones, pero además pudo haber incurrido en dos delitos; en el de prevaricato por omisión, ya que como servidora pública, como fiscal, se rehusó a cumplir un acto propio de sus funciones como era recibir la denuncia u orientar y hacer la judicialización correspondiente, pero, además, indujo al abuso de autoridad por omisión de denuncia cuando ella como fiscal no presta atención, no atiende al policía que quería denunciar y ella induciéndolo a que omitiera ese deber de denunciar”, explicó Mario Iguarán Arana, exfiscal general de la nación.

Publicidad

Sin embargo, penalistas defendieron a la funcionaria asegurando que aunque se equivocó, no cometió un delito.

“Es cierto que la funcionaria y sus funcionarios soportan una carga excesiva de trabajo y que existe un alto número de hacinamiento al interior de las URI y cárceles, que no es un problema de ahora. Erró la funcionaria judicial en señalar en que compulsaría copias por arribar este ciudadano capturado a la Fiscalía”, manifestó Laura Kamila Toro, abogada penalista.

“Aunque acepto que la Fiscalía proceda de esa manera, sí debo rechazar enfáticamente que se amenace a un servidor de policía que está cumpliendo con su trabajo con una compulsa de copia. Actitud reprochable por parte de la fiscal”, dijo Felipe Caballero, también abogado penalista.

En una comunicación enviada a sus compañeros fiscales, la funcionaria aseguró que actuó correctamente y que inició acciones penales y disciplinarias en contra del uniformado que la grabó.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO