Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Diseños cambiados más de 22 veces y otros hallazgos de la Contraloría en Hidroituango

Mientras en Medellín el alcalde debate con la anterior junta de EPM, el ente de control avanza en la investigación por los problemas de la megaobra.

Más de 4 billones de pesos es lo que tendrán que pagarle al Estado colombiano los finalmente responsables de llamado "desastre" que vive Hidroituango, la obra de ingeniería que prometía ser la más importante de la historia en la generación y autoabastecimiento de energía, con la producción del 17 por ciento de la electricidad que demanda el país.

Hasta el momento, de los 34 presuntos responsables señalados por la Contraloría General, 18 de ellos han entregado versión libre.

Vea, además: Quintero dice que informe sobre errores en Hidroituango fue ocultado para proteger a contratistas

Y es que los hallazgos de la Contraloría no han sido menores, 22 auditores han revisado más de 5 millones de registros de toda la historia del proyecto. Según los resultados, la mayoría de las malas decisiones que se tomaron en las juntas directivas compuestas por la Sociedad Ituango y EPM, tienen una característica común: buscaban acelerar la terminación del proyecto.

De acuerdo con el informe final de la Contraloría, entregado hace un año, lo primero a resaltar son las fallas en los diseños, que fueron cambiados más de 22 veces.

“La estructuración y planeación del proyecto contó con estudios ambientales geotécnicos y manejos hídricos que no fueron suficientes, se marcó una distancia evidente entre la construcción y los criterios técnicos que debían seguir”, reza el documento elaborado por el ente de control.

Publicidad

Malos diseños que dejaron como resultado retrasos en la entrega de obras, desplazamientos de cronogramas, problema de construcción de túneles y compuertas y cancelaciones de contratos, por ejemplo, el tan polémico desvió del río Cauca.

“Las deficiencias en los estudios para las obras de desviación del río Cauca por los túneles izquierdos y derechos sin la instalación de los marcos y guías de las compuertas, se convirtieron en los factores de ineficiencia a resaltar dentro del proyecto”, agrega el informe.

El pastel de la cereza es una fracturación de la montaña. Para la Contraloría, el túnel que se derrumbó y que causó toda la contingencia en abril de 2018, se hizo con diseños en la marcha de la construcción, sin rigor y además por no estudiar la geología de la zona.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias