4:40 pm - 5 de Noviembre de 2019

Dos vigilantes de la Universidad de Antioquia, acusados de agredir sexualmente a una estudiante

Agrupaciones universitarias exigen que sea retirada la empresa de seguridad, pues no sería el primer caso de violencia contra la mujer en esa institución.

A través de un comunicado, los denunciantes hicieron público un caso de agresión sexual contra una mujer ocurrido el fin de semana dentro de la Universidad de Antioquia.

Los hechos sucedieron durante la fiesta de la Facultad de Ciencias Farmacéuticas y Alimentarias, en la que se presentó ingesta de bebidas alcohólicas, que se realizó el viernes 1 de noviembre, según lo expuesto por la institución.

La denuncia relata una cadena de agresiones contra una estudiante en la que habrían participado varias personas, entre ellas dos encargados de la seguridad de la Alma Máter.

Primero, según dieron a conocer los colectivos estudiantiles por medio de un comunicado, un hombre besó sin consentimiento a la estudiante, lo que desató el pánico de la mujer, quien en compañía de un amigo se retiró del sitio y se fue para el cuarto piso del bloque 1. Ya en el lugar, el compañero se fue y dejó sola a la joven.

A las 11:00 de la noche personas cercanas a la estudiante fueron a buscarla dentro de la universidad, pero después de tres horas no lograron dar con su paradero, por lo que se retiraron, dice el escrito.

De acuerdo con el mismo comunicado, la estudiante se había quedado dormida en ese lugar, por eso, dos vigilantes que hacían ronda por la universidad a las 2:00 de la mañana del sábado 2 de noviembre le llamaron la atención y le dijeron que no podía estar allí, a lo que la joven habría respondido que no tenía a dónde ir y que no estaba en condiciones de marcharse para su casa, por lo que los guardias de seguridad le habrían ofrecido su ayuda.

En ese instante habría ocurrido otra agresión sexual. “Ella siente en ese momento que uno de los hombres le toca el pecho de manera invasiva, no consensuada (…) Los vigilantes le dicen que es mejor salir del lugar e ir a otro con mejor seguridad”, precisa la carta.

Luego, asegura la denuncia, la joven fue conducida por los dos hombres hasta el extremo norte de la universidad, donde están los bloques de la Facultad de Ingeniería, y allí ella se habría recostado en el suelo.

“Uno de los vigilantes se sienta al lado de su cabeza y la empieza a tocar, la compañera les manifiesta su inconformidad y su rotundo rechazo, a lo que ellos le responden: ¿Le ayudamos y no se va a dejar tocar?, déjese tocar. La compañera excesivamente fatigada cae en un sueño profundo. Al despertar se encuentra con su vestido rasgado, con diferentes hematomas y rasguños por todo el cuerpo, incluyendo las piernas, brazos y el pecho”, describe la denuncia.

Finalmente, la estudiante hizo una llamada a personas cercanas para que la auxiliaran. Posteriormente fue trasladada a un centro médico, donde fue valorada por los especialistas, quienes activaron el Código Fucsia, que se usa como protocolo en casos de violencia y agresión sexual, puntualiza el comunicado.

En la denuncia la comunidad estudiantil solicitó garantías de seguridad e integridad para la joven, que pertenece a la Facultad de Medicina, para que continúe con su proceso académico.

Asimismo, pidieron romper vínculos con la empresa de seguridad porque no es la primera vez que se conocen hechos de violencia sexual cometidos por parte de empleados de dicha compañía.

¿Qué dice la Universidad de Antioquia?

En un comunicado, la institución señala que está al tanto de lo ocurrido y rechazó las agresiones sexuales contra la comunidad educativa, por lo que invitó a estudiantes, profesores, empleados y contratistas a repudiar estos casos y a denunciarlos.

“Desde que se tuvo conocimiento del hecho, el sistema de Bienestar Universitario se ha dispuesto para acompañar y apoyar a la víctima de la agresión, de acuerdo con los protocolos institucionales de atención definidos para los casos de violencias sexuales”, precisa la universidad.

Respecto al tema de la empresa de seguridad, las directivas de la institución solicitaron a la compañía un informe detallado del personal de seguridad de la noche del viernes y la madrugada del sábado.

“La Alma Máter se compromete a aportar a las autoridades todos los elementos probatorios que estén a su alcance y acompañar las tareas de investigación de los organismos correspondientes con el ánimo de que se esclarezca con celeridad lo sucedido”, manifiesta la institución.

 

Ver Comentarios

d

X
Publicidad