Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

El milagro que brotó de la tierra en el Alto de Los Muertos

Desde hace más de 10 años no ocurría algo igual en Remedios, Nordeste de Antioquia. El fenómeno es una ilusión para cientos de familias.
Se trata de la aparición de una veta, lo que los lugareños llaman un apogeo, que provocó una enorme romería de guaqueros a la zona.
Durante varios días permanecieron en el predio, ubicado en la zona llamada Alto de Los Muertos, buscando el preciado metal hasta que la policía intervino y evacuo a la mayoría.
Sin embargo, tras el apogeo, la voz se corrió rápido por las calles de ese pueblo minero del Nordeste antioqueño, a unas cuatro horas de camino en carro desde Medellín.
Según el minero Angelmiro Vásquez, la bulla en el pueblo llevó la romería “y entonces uno como es minero, brega y bueno, vamos para allá y esto era como un pueblo”, describe, por la cantidad de gente y las carpas instaladas de manera improvisada por los guaqueros.
Sobre el terreno, cerca 1.500 personas estaban buscando lo mismo. Aunque Angelmiro tuvo la suerte que otros no.
“Gracias al Señor, el Señor es muy grande. Encontramos el huequito ahí, le metimos y le pegamos al huevito”, contó Angelmiro sobre la suerte con la que contó para extraer algunos castellanos, como le llaman a 4,5 gramos de oro en la región.
Para encontrarlo, tuvieron que cavar y como topos, adentrarse en la profundidad de sus huecos. Orificios de hasta 12 metros de profundidad. Sobre las cerca de 3 hectáreas, al menos 150 de ellos.
El predio en el que fue hallado el apogeo sufrió los estragos de la desesperada búsqueda del metal.
“Esto quedó totalmente acabado, una cosa horrible, huecos, 80 o 100 huecos que hay destapados todavía, costales, tierra, esto quedó una situación que no sabemos ni cómo se va a arreglar”, dijo Mario Agudelo, propietario del lugar, quien no estaba allí cuando estalló el rumor.
Las autoridades del municipio explicaron que pese a que la extracción del mineral era prácticamente superficial, fue una actividad irregular.
Wilman Cañas, secretario de Minas y Medio Ambiente de Remedios, manifestó que “están haciendo una actividad que de por sí no es permitida y no tienen ningún permiso para hacerla”.
Eran tantos los mineros en búsqueda de guacas de oro que la fuerza pública debió intervenir.
“En el sitio de los hechos ya hay ejército y policía controlando para prevenir que no haya ningún desmán con la presencia de esa población”, advirtió el general Juan Carlos Ramírez, comandante de la Séptima División del Ejército.
El oro se acabó y la mayoría de los mineros salió voluntariamente del predio. La alcaldía estudia reparar al dueño de las tierras, mientras los mismos mineros intentan calcular la cantidad del mineral que muchos sí lograron extraer.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias