Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

En Medellín no llevan ni una semana vacunando y ya la gente quiere salir sin tapabocas

La llegada de las primeras dosis de Pfizer generó una falsa sensación de seguridad. Expertos recuerdan que la indisciplina puede desencadenar un tercer pico de contagios.

¿Llegó la vacuna y el COVID se esfumó? Pareciera que en Medellín esa fuera parte de la realidad. Al recorrer diferentes parques y sitios donde normalmente confluyen muchas personas se evidencia que al tapabocas se lo cogieron de ruana: no se ve rastro de él.

“Se ha disminuido el uso del tapabocas porque ya tenemos como más tranquilidad y estamos exponiéndonos más”, comentó Luz Dary Acevedo, ciudadana.

Cuando se les pregunta a los indisciplinados por qué no usaban el tapabocas simplemente huyen.

En el Parque de los Deseos, por ejemplo, un centenar de personas, muchos de ellos menores de edad, se pasean sin cumplir las medidas de protección ni guardar el distanciamiento social.

La comunidad asegura que la llegada de la vacuna ha dado una falsa tranquilidad, que podría estar dando una sensación errónea de seguridad.

Publicidad

“Hemos perdido el control en cuanto a cuidarnos, estamos arriesgándonos a que el contagio se expanda más rápido. Por ejemplo,mi señora esposa no lo está usando”, lamentó Mervin de Jesús Jaramillo, habitante de la capital antioqueña.

Incluso, algunas personas que sí usan las medidas de bioseguridad y que desean asistir a estos lugares públicos se sienten inseguros por la falta de compromiso de otros.

Es el caso de Paula Restrepo, quien se alarma porque ve a su hijo cerca de otros niños que no usan el tapabocas.

“Me preocupa porque uno quiere como sacarlos un rato a divertirse, quiere darles un paseíto, pero hay unas familias que se relajan mucho y deberíamos tener los mismos cuidados”.

La llegada de la vacuna debe ser un motivo de esperanza, pero no de abandonar el autocuidado.

A propósito, el alcalde de Medellín informó que el personal de la salud priorizado en la primera etapa ya recibió la primera dosis de Pfizer.

Publicidad

"Los cinco hospitales priorizados en Medellín han terminado la aplicación de la primera dosis de la vacuna", indicó Daniel Quintero.

Aún faltan muchos meses para que se culminen las etapas de inmunización y mientras tanto el uso de tapabocas, el distanciamiento y la desinfección deben ser esenciales.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias