Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

EPM explica por qué está llegando el agua sucia a algunos municipios del Valle de Aburrá

agua-sucia.jpg

La situación no es nueva y para enfrentarla destinó $200 mil millones en la modernización de uno de sus sistemas y lavado de tanques en cinco municipios.

Desde hace meses, usuarios del servicio de acueducto de Empresas Públicas de Medellín (EPM) en Envigado, Itagüí, Sabaneta, La Estrella y Medellín han visto cómo el agua que llega a través de sus grifos es cada vez más sucia.

Este martes, la empresa respondió a los cuestionamientos de esas personas, quienes se preguntaban por las razones del color oscuro, café o amarillento del agua que estaban consumiendo, y si es potable.

Según la empresa, la coloración se debe a la presencia de manganeso en las fuentes de agua que alimentan el embalse La Fe, que se potabiliza en la planta La Ayurá.

“Lo que estamos viviendo ahora es una concentración de manganeso en el agua natural que entra a la planta La Ayurá, origina una coloración amarilla en las aguas de algunos municipios del sur del Valle de Aburrá y algunos barrios de Medellín”, dijo Santiago Ochoa Posada, vicepresidente Agua y Saneamiento de EPM.

¿Por qué se presenta?

“El embalse es un sistema que va acumulando los sedimentos con el paso del tiempo y los procesos de urbanismo entorno al embalse de La Fe, que hace 20 años era rural y hoy tiene características urbanas, impactan de manera muy especial porque tanto el viento como el agua arrastran sedimento en mayores concentraciones a las fuentes de agua, que se depositan y acumulan en el embalse”, explicó Ochoa.

Publicidad

¿Qué se está haciendo?

Según el vocero de EPM, se está adelantando un proceso de control para superar esta situación.

“Acondicionar un proceso de tratamiento que nos va a permitir remover ese manganeso para que no continúe saliendo en la red de distribución y llegando a los hogares”, dijo Ochoa.

Pero hay una advertencia.

“Tenemos que advertir que, eventualmente, la aplicación de este producto, en algunos sectores, podría generar mayor coloración que debe superarse rápidamente”.

¿Se puede consumir el agua?

Según Ochoa, “esto no representa un riesgo para la salud, se ha utilizado en varios acueductos en el mundo, no representa ningún riesgo”.

Y el agua “es segura para el consumo humano”.

Publicidad

Cuidado con la ropa

El experto indicó, no obstante, que hay que tener una precaución con el lavado de la ropa.

“Cuando usamos detergentes, suavizantes, blanqueadores que contienen cloro pueden hacer fijar el manganeso en la ropa y la pueden deteriorar”, añadió. También, recomendó “verificar antes del ciclo de lavado que el agua esté en buenas condiciones”.

Atención en los edificios

“Recomendaríamos hacer un lavado, nada ganaríamos con que garanticemos que esté todo listo en la entrada del agua a los inmuebles, pero al interior no se tengan estas precauciones. Recomendamos este fin de semana hacer ese lavado en los tanques”, dijo Ochoa.

 ¿Qué se hace para evitarlo?

Según EPM, se hace una inversión de 200 mil millones de pesos en la modernización del sistema La Ayurá, incluyendo El Buey, Río Piedras, PTAR El Retiro, embalse La Fe y planta La Ayurá que se prevé esté concluido en 2023.

“Mientras se ejecutan estos trabajos, la Empresa continuará con las labores de mitigación especiales e implementará en los próximos días el uso de dióxido de cloro -utilizado en muchos sistemas de acueducto del mundo, como en Estados Unidos, Europa y Brasil-, con el que se busca facilitar la remoción del manganeso en el proceso de potabilización para evitar la situación que se registra en la actualidad”.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO