Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Este es el legado de Héctor Abad Gómez, el promotor de la salud pública

Muchas de las políticas implementadas en el país son fruto del trabajo del médico asesinado, cuya vida se inmortaliza en la película ‘El Olvido que seremos’.

Héctor Abad Gómez es definido como el principal precursor de la salud pública del país. Tras realizar una maestría en Estados Unidos , regresó a Colombia con la firme convicción de promover servicios asistenciales gratuitos para ciudadanos de todas las clases sociales.

“Impulsó un concepto que hoy tiene muchísima vigencia, que creo que él fue quien lo pensó, quien lo impulsó: la atención primaria en salud, que era la medicina familiar, que era tocar una puerta en una casa y ver que había una familia ahí que necesitaba ese abordaje desde la salud pública”, dijo Luis Bernardo Vélez, alumno de Héctor Abad Gómez y concejal de Medellín.

Asimismo, las políticas públicas en atención primaria en salud son uno de sus legados más importantes; preparó promotores médicos para diagnosticar los problemas de salubridad de Antioquia y el país.

“Él capacita unos gestores de salud en cada uno de los territorios, territorios desplazados, vulnerables. Él lo implementa y surte un gran efecto”, afirmó Carlos Palacio, el decano de la facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, donde Héctor Abad Gómez impartió su conocimiento.

Otro de sus legados es la vacunación pública. Carlos Palacio recuerda cómo empezó todo.

“Las primeras personas vacunadas cuando él implementa los programas de vacunación para polio y otras enfermedades fueron sus hijos, estando muy pequeños, y el profe con toda una convicción, pero además con coraje y convencimiento absoluto, a las primeras personas que vacuna es a sus hijos pequeños”, dijo Palacio.

Publicidad

Pero la vida de Héctor Abad Gómez también estuvo ligada al activismo y a la defensa de los derechos de los más humildes.

“Recuerdo su actividad y quehacer en el comité permanente de derechos humanos y su trabajo de defensa de todos los ciudadanos y ciudadanas de Medellín”, indicó Rafael Rincón, abogado defensor de derechos humanos en Antioquia.

Por su vida y obra y gran legado social, la facultad de Salud Pública de la Universidad de Antioquia fue bautizada con su nombre.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias