Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Familia adaptó una bicicleta para poder ir a todos lados con sus 4 hijos en Medellín

Por la pandemia lo perdieron todo. Llegaron de Huila a buscar mejores oportunidades, pero no han contado con la mejor suerte. Su unión hace la fuerza.

familia que va en bicicleta con sus 4 hijos en Medellín.

Una familia en Medellín se roba la atención en las calles pues donde cabe uno, caben seis. Eso sí que lo tiene claro Alexander Pasos, un hombre de 43 años que anda con toda su familia en una sola bicicleta.

El COVID-19 los hizo salir de Huila y se les llevó lo poco que tenían. Aunque suponían que en Medellín les iría mejor, esta es la hora que siguen dando pedal y buscando algún trabajo para volver a empezar.

Estar siempre juntos, unidos, eso nos ha dado berraquera para seguir, porque la verdad que uno solo, como que sí, como que uno, uno ve que ellos necesitan y uno se anima”, manifestó Tatiana Parra a Noticias Caracol.

Sin importar las imprudencias del clima, ellos no se separan. Andan juntos y revueltos para poder subir lo más rápido posible las lomas de Picacho.

“Yo me bajo y él sube todos los muchachos. Se ha subido la calle 10, hemos ido a Envigado, hemos ido a Pachelly, hemos andado mucho”, recordó la mujer.

“La niña pequeña tiene su sillita, es la que más cómoda anda. Mi esposa anda en la mitad, yo cargo al otro bebé en la espalda y el otro niño y la niña en la cabrilla”, señaló Alexander Pasos.

Publicidad

El peligro lo viven a diario y no es por puro gusto, pasaron de tenerlo todo a quedar sin carro, sin casa, sin comida y sin un solo billete.

“He tenido trabajos temporales, no he tenido un trabajo fijo, he tenido trabajos como en siembra, jardinería, soldadura, estuve trabajando en un parqueadero de celador, en tiempo de ferias cuidábamos las ferias”, detalló Pasos.

Sus hijos de 8, 4, 2 y un año los acompañan para arriba y para abajo. Andan con sus cascos, pero eso no los ha librado de uno que otro batacazo.

“Vamos siempre un poquito incómodos, pero como dice mi esposo, la unión hace la fuerza, y accidentes por ahora no. Sí hubo un día que él se cayó, pero no pasó de ahí, solo fue un tropezón y ya”, aseguró Tatiana.

Los transeúntes y conductores de Medellín se quedan sorprendidos cuando ven a esta familia asomar.

“Lo material es lo de menos, lo material se consigue, pero la familia no se consigue tan fácil”, manifestó el hombre.

Publicidad

Hay días de tristeza y otros de alegría. Por el momento, seguirán haciendo sus paradas de siempre, para comerse un buen sánduche así sea partido en 6.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.