7:47 am - 31 de Mayo de 2019

Gracias a Encicla, Medellín tiene el sistema de bicicletas públicas más grande de Suramérica

310519Medellin

Cerca de 15 mil personas usan diariamente este servicio. Autoridades estudian la posibilidad de implementar bicis asistidas para llegar a los sectores más apartados de la ciudad.  

Hace 8 años, como una iniciativa de fomentar la movilidad sostenible, surgió el programa llamado Encicla.

“Fue la idea de tres estudiantes de la universidad EAFIT, que decidieron desarrollar su proyecto de grado entorno a una solución de movilidad en bicicleta y que esta ciudad fuera un poco más amable”, relata Viviana Tobón, subdirectora de movilidad del Área Metropolitana.

Una pequeña ocurrencia que fue creciendo y luego de varios pedalazos y caídas se convirtió en el sistema de bicicletas más grande de Suramérica.

“La verdad ha sido una idea espectacular para las personas que no poseemos vehículo propio”, comenta Ani Paola Rivera, usuaria de Encicla.

“En este momento voy hacia el estadio, en un bus me demoraría por ahí una hora y media y en bicicleta me demoro 40 minutos. Además, ayuda con el medio ambiente, hago ejercicio también y es un buen servicio”, cuenta Jefferson Cuesta, biciusuario.

¿Y cómo funciona Encicla?

 

El servicio se integra con el metro de Medellín, por eso se debe tener una tarjeta cívica para acceder a las bicicletas.

La tarjeta se ubica en los lectores que se encuentran en las estaciones de Encicla, luego se ingresa el código personal que permite conocer cuáles bicis están disponibles y posteriormente elegir una.  

El servicio se puede tramitar a través de la página web encicla.gov.co o de forma presencial.

“La persona cuando llega acá solamente trae su tarjeta cívica y su cédula para hacer la activación y en ese momento puede utilizar el servicio, ese proceso dura aproximadamente 5 minutos, explica Juan Felipe Alzate, operador de Encicla.  

Pero los antioqueño y residentes de Medellín no son los únicos que utilizan este servicio, los turistas también le sacan provecho.

“Es muy bueno el sistema de transporte, muy limpio y cierran las carreteras los domingos para hacer bicicleta”, resalta Iris Comin, visitante francesa.

1300 bicicletas, ubicadas en 54 estaciones, les hacen la vida más sencilla a por lo menos 15 mil personas diariamente.

Sin embargo, el servicio se ve opacado por otros actores viales como peatones, motocicletas y automóviles que invaden las ciclorrutas y se estacionan en estos espacios que son exclusivos para las bicicletas, lo que no solo obstaculiza el paso, también, genera accidentes.  

80 kilómetros de estas pequeñas autopistas para la bicicleta espera tener la capital antioqueña en los próximos meses, rodeadas de jardines y mucha cultura para convertir a Medellín en una ciudad más amigable con el medio ambiente.

Ver Comentarios

d