Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

¡Increíble! Por error en decreto, alcalde de Barbosa Antioquia eliminó su cargo

100916_edison_garcia_alcalde_barbosa.jpg

Un error tiene legalmente al municipio de Barbosa (Antioquia) sin alcalde y sin gabinete municipal.
En un decreto emitido el pasado 5 de septiembre, el alcalde de esa localidad ubicada en el norte del Valle de Aburrá (a unos 50 minutos de recorrido en carro desde Medellín) ordenó que se suprimieran algunos cargos de la administración, comenzando por el suyo.
Además, García desmanteló su gabinete al eliminar los cargos de siete secretarios: Planeación e Infraestructura, Hacienda, General y de Gobierno, Educación y Cultura, Cultura y Medio Ambiente, Bienestar Social y Desarrollo Comunitario y Tránsito y Transporte.
La idea del mandatario era "Modernizar la Administración Central y Adoptar un nuevo modelo de gestión, la estructura y la planta global de empleos". 
En total, fueron suprimidos 192 cargos, los cuales deberían ser asumidos por funcionarios que quedaran en la planta de la administración.
Noticias Caracol consultó a un experto abogado penalista y constitucionalista.
En su concepto, el Código Contencioso Administrativo le permite al mandatario Edison García solucionar el error este mismo domingo.
"Resolver el problema podría tardar semanas o meses, pero tendría que acudir a una figura que aparece en la Ley 1437 de 2011, donde existe un recurso del Código Contencioso Administrativo que le permite solucionarlo con una revocatoria del acto administrativo", explicó Richard Gorky Granada Úsuga.
"Ese acto administrativo es abiertamente contrario a la administración y la ley. Es su obligaciíon solucionar ese enorme error o horror que cometió", añadió el experto jurista.
Sin embargo, manifestó que las personas que hayan sido afectadas directa o indirectamente pueden acudir a la ley, lo que podría llegar a comprometer recursos de la Alcaldía.
Aunque lo más grave, considera el jurista consultado, es que "un funcionario que dirige la alcaldía, en el orden público, presupuestal, no tiene cuidado y se revoca su propio mandato. Está en juego la moral administrativa, la pulcritud y la responsabilidad que debe tener. En lo administrativo las funciones se delegan, pero las responsabilidades no. El que debe asumir la responsabilidad es el mandatario".
El caso recuerda el bochornoso episodio protagonizado por Simón Gaviria, quien ocupando el cargo de presidente de la Cámara de Representantes aceptó que "leyó por encima" la conciliación de la Reforma a la justicia y votó para que esta fuera aprobada sin tener en cuenta algunos errores en la misma. 
El mandatario aspiró al cargo con el aval del Partido de la U.
 
 

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Advertisement

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO