11:19 am - 16 de Abril de 2019

La historia detrás del artista colombiano que elaboró Cristo donado a Tierra Santa

Santiago Ocampo, oriundo del Carmen de Viboral, Antioquia, emprendió un viaje a Jerusalén donde reposará la escultura.  

Bajo el encargo de los comisarios o custodios de Tierra Santa, el artista carmelita de 29 años se encargó de realizar la pieza que será donada para la iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén.

Antes de su viaje, Ocampo contó al medio local MiOriente todos los detalles sobre el Cristo del Silencio, una escultura religiosa que representará a Colombia y Latinoamérica en Tierra Santa.

“Se llama el Cristo del Silencio, es un Cristo que va a estar dispuesto en el monte Gólgota y lo van a descender para ungirlo y lo depositan finalmente en el Santo Sepulcro que es el lugar donde resucita Jesús”, relató Ocampo.

El artista indicó que los custodios de Tierra Santa que son los hermanos Franciscanos lo contactaron luego de estar buscando escultores y talleres para encomendarle la importante misión.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Santiago Ocampo arte sacro (@santiago.artesacro) on

“Ellos estaban hace mucho tiempo buscando un regalo significativo que representará a Latinoamérica y a Colombia y finalmente encuentran la página de internet de nosotros, pueden conocer nuestro trabajo e inicialmente nos hacen una cita y me hablan en italiano, dicen que querían un trabajo muy significativo y que, si podían visitarnos”, manifestó Santiago en sus declaraciones a MiOriente. 

De esta forma los comisarios llegaron al taller de Santiago y deciden que Colombia debe estar presente con este Cristo en Jerusalén. 

El joven entonces se dedicó desde hace aproximadamente un año a la elaboración en total confidencialidad del Cristo, una pieza de 95 centímetros desde la cabeza hasta los pies, la cruz hecha en roble mide 1’90 y es ahuecada. Por su parte, el Cristo es vaciado en un material liviano pintado al óleo, tiene clavos de plata y la corona de espinas fue realizada en un material vegetal que se encuentra en Santa Fe de Antioquia, según explicó el artista.

Para su protección durante el viaje va embalado en una maleta como si fuera un instrumento musical, forrado en espumas.

La escultura de acuerdo con el artista es un Cristo que allá en Jerusalén lo utilizan cristianos, ortodoxos y armenios para los eventos del Viernes Santo, que hacen una especie de descendimiento después del viacrucis. 

Santiago Ocampo es licenciado en artes plásticas y actualmente estudia una maestría en Arte en la Universidad de Antioquia, lleva aproximadamente 14 años trabajando en el arte religioso y ha realizado varias exposiciones en el Oriente antioqueño.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Santiago Ocampo arte sacro (@santiago.artesacro) on

“Los materiales que nosotros trabajamos son materiales comunes, trabajamos desde el barro la plastilina, la terracota, la madera, el yeso. No tenemos una técnica con la que estemos casados hacemos muchos trabajos en múltiples materiales, restauraciones, pinturas al óleo son muchas técnicas que manejamos”, señaló.

Hay otras de sus piezas como este Cristo que han salido del país. Mientras que en Antioquia destacan esculturas el busto de María Martínez de Nisser que se encuentra en la plaza principal de Sonsón y Nuestra Señora de la Losa, que es una pintura representativa del Carmen de Viboral.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Santiago Ocampo arte sacro (@santiago.artesacro) on

 

Ver Comentarios

d