Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

Las guerras del oro y la coca en el Bajo Cauca y norte de Antioquia

La guerra del oro y la minería en el Bajo Cauca y norte de Antioquia

Las dos regiones se han convertido en un polvorín donde los grupos armados se disputan palmo a palmo su extenso territorio.
La explotación ilegal del oro y la cocaína son lucrativos negocios que involucran a 11 organizaciones al margen de la ley.
La desolación del paisaje que se observa desde el aire es directamente proporcional al explosivo cóctel que se vive en tierra por la explotación ilegal  del oro en el norte y Bajo Cauca antioqueño, una región abrigada por los ríos Nechí y Cauca.
Un recorrido por la ribera del río Nechí muestra la evidencia del estado de destrucción  ocasionado por dragas de propiedad de narcotraficantes extranjeros,  dice Néstor Rosanía, director del Centro de Estudios de Seguridad y Paz.
Vea también: ¿Se pudo evitar el ataque? Estas son las versiones encontradas sobre la masacre en Yarumal "Los brasileros están muy metidos aquí con el tema de minería criminal, lo que encontramos aquí es el oro blanco que es la coca y el oro amarillo que es el oro tradicional", manifiesta.
Estos carteles extranjeros pagan su seguridad a los grupos armados, una economía que fluctúa entre estos dos lucrativos negocios, dice.
"Cuando sube el precio del oro aumenta la cantidad de estructuras trabajando en esto, cuando baja el precio del oro aumentan los cultivos ilícitos", agrega.
Con ese planteamiento coincide Jorge Giraldo, decano de la Escuela  de Ciencias y Humanidades de la Universidad Eafit en Medellín quien ha investigado estos fenómenos en la región.
Vea aquí: Gobernador de Antioquia denuncia alianza criminal para atacar a geólogos en Yarumal "El Bajo Cauca es un cruce de distintas economías criminales, la economía del oro, de la coca y por supuesto la presencia de bandas criminales y de guerrilla hace que la extorsión sea una fuente de ingreso de estos grupos", dice.
La Fundación Paz y Reconciliación identificó 11 grupos armados en el Bajo Cauca y norte del departamento, siendo el Clan del Golfo el más fuerte en la región.
"Hay dos grupos de desertores de las FARC que se hacen llamar frente 36 al mando de un señor alias 'Cabuyo' y el frente 18 de un señor llamado alias 'Ramírez', tenemos además el Clan del Golfo que opera alias 'Jeringa'. Luego Los Pachelly una estructura criminal ligada a los de La Oficina y para sumar a todo este coctel terrible, el ELN está llegando por los lados de Toledo", explica Ariel Ávila, analista político.
Pese a los esfuerzos por controlar el comercio ilegal los grupos no ceden terreno, en medio de semejante presión  esta la población civil que vive  entre la pobreza y el miedo. 
Le puede interesar: Este es alias ‘Cabuyo’, el hombre al que le atribuyen el asesinato de ingenieros de Continental Gold

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Advertisement

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO