Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Salón Málaga creó canal en YouTube para transportarnos a la Medellín de los años 50

Mientras la pandemia tiene de un hilo a la industria del entretenimiento, los dueños de los establecimientos esperan una luz de esperanza para no cerrar sus puertas.

Mientras la pandemia tiene de un hilo a la industria del entretenimiento, los dueños de los establecimientos esperan una luz esperanza para no cerrar sus puertas.

Desolado, así luce hoy el Salón Málaga, el lugar donde los adultos mayores llegaban a reconstruir sus recuerdos, donde ni el alzhéimer era impedimento para recordar las letras de las canciones de tango de antaño que sonaban en vivo o en los tocadiscos durante la noche, antes de que el emblemático lugar cerrara sus puertas por el coronavirus.

“Es que el solo hecho de pasar el umbral del Salón Málaga es encontrarte con ese Medellín que se fue, es ese Medellín que era lo que escuchaban nuestros abuelos”, resalta César Arteaga, gerente del lugar.

En 63 años de existencia al Málaga nunca le había tocado afrontar una crisis como esta. Ahora llevan a domicilio anchetas con licor y discos de música vieja, además, crearon un canal de YouTube donde pueden conectarse con sus clientes, quienes incluso recrean los momentos del Málaga en la sala de sus casas.

“Ver una señora de 93 años en la cama y le ponen el video y ella cantando esos temas de esa música antigua es muy gratificante”, destaca César Arteaga.

Los efectos de la pandemia también han llegado al bar El Social, un establecimiento que existe hace más de 51 años en el sector Provenza, zona rosa de Medellín, donde se plasmaba la cultura paisa.

“Somos el sector que más lejos ve la luz al final del túnel, no tenemos claridad, nos han venido diciendo que pruebas pilotos y no se da”, lamenta Ludwing Chimag, subgerente de El Social.

Publicidad

Y es que la fonda La Tienda, que tiene presencia en diferentes puntos del Valle de Aburrá, por esta época esperaba recibir a cientos de turistas que venían a disfrutar de la Feria de las Flores, quienes de día se saboreaban unos buenos frijoles y en la noche gozaban de una buena rumba paisa. Sin embargo, hoy solo esperan una señal de esperanza para no tener que despedir a más trabajadores.

“Nosotros no vamos a cerrar las puertas, vamos a seguir aguantando”, sostiene Daniel Ruiz, dueño de La Tienda.

Agosto era el mes donde el entretenimiento reinaba en Medellín por su emblemática feria, festividad que se aplazó por el coronavirus. Ahora, son cerca de 500 establecimientos comerciales cerrados y locales que tienen en sus puertas letreros de se arrienda.

Publicidad

Lo más visto
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO