3:28 pm - 19 de Mayo de 2019

Mujeres, al frente del ejemplar modelo de reciclaje de La Ceja

190519RECICLAJE

A través de capacitación y un estricto seguimiento, esa población antioqueña se destaca como municipio verde por su eficiente manejo de los residuos sólidos.

Ser modelo a nivel nacional de cultura de reciclaje y manejo responsable de residuos, es uno de los logros que exaltan los habitantes del municipio de La Ceja, en el oriente antioqueño.

Johana Carmona, líder del programa, explicó cómo funciona: “el manejo integral de residuos es un proyecto que nació en 2004. Inicia desde la capacitación puerta a puerta que hacemos con cada uno de nuestros usuarios y habitantes, tanto de la zona urbana como de la zona rural. Allá les explicamos cómo es que deben hacer la separación, que tenemos cinco frecuencias de recolección: dos por orgánico, dos por inservible y uno por el reciclaje”.

El programa cuenta con un grupo de inspectores de residuos que van siempre al frente del vehículo recolector, verificando las bolsas para revisar que el usuario sí esté presentando lo que corresponde al día y, en caso de no ser así, un promotor ambiental hace una visita posteriormente.

“Luego de hacer la recolección, los residuos son transportados a las diferentes plantas dependiendo el tipo de residuos. Si es el inservible, es el único que llega al relleno sanitario; si es orgánico, lo llevamos a la planta de compostaje. Allá hacemos un proceso y obtenemos un acondicionador de suelo que luego entregamos a la comunidad”, describió Carmona, una de las mujeres que está al frente del programa. 

Esto se ha logrado posicionar a través de distintas estrategias de educación y beneficios para la comunidad como huertas caseras, concursos de separación, y campañas ambientales, entre otras.

“La gente muchas veces cree que es un trabajo que no va a aportar nada, pero viéndolo desde este punto el aporte es grandísimo. Nosotros con ese abono que nos suministran podemos hacer que nuestro producto, que es un producto orgánico, se pueda brindar a la comunidad, a nuestros clientes, de una manera satisfactoria”, dijo César Giraldo, el responsable de las unidades productivas.

El logro más sobresaliente de todo este proceso ha sido el compromiso que ha asumido la comunidad frente a la importancia de la separación de residuos en la fuente.

“Nosotros en nuestro municipio, con separar los residuos sólidos, contribuimos a mitigar un poquito el tema del medio ambiente y la contaminación”, añadió. 

Frente a la cultura del reciclaje, Antioquia avanza en un proceso de formación que permite que los recicladores de oficio de los municipios se certifiquen y se les avale su competencia de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“En La Ceja existen más de 60 recicladores, pero conformados y organizados hay 31 recicladores integrándose como recicladores de oficio. Es un proceso que ellos vayan viendo cómo es el tema de formalizarlos, de ellos asociarse, y todo lo bonito que es estar organizado y los beneficios que va a traer estar organizados”, manifestó Carolina García, líder de los recicladores.

La Ceja cuenta con alrededor de 60 mil habitantes que ya tienen completamente incorporado el hábito del reciclaje. Incluso, cuando llega una persona nueva a vivir allí, la comunidad contacta a la empresa de aseo para que, lo más pronto posible, reciba la capacitación.

Son 34 instituciones públicas y privadas, tanto urbanas como rurales, las que se suman de manera juiciosa a este programa en La Ceja.

Hacer una debida selección y separación de los residuos garantiza un espacio más sano y limpio para las comunidades. Los habitantes de este municipio antioqueño reconocen que la cultura del reciclaje no es una moda, es un hábito que mejora su calidad de vida.

Temas relacionados: 
Ver Comentarios

d