Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Murió por COVID-19 el sacerdote de la catedral del Señor Caído de Girardota

El religioso, contaron en el municipio, se contagió oficiando eucaristías y en su función como consejero.

sacerdote-de-girardota-leonardo-ospina.jpg
Leonardo Ospina, sacerdote del Santuario del Señor Caído de Girardota, fallecido por COVID-19.
Alcaldía de Girardota.

A Girardota, Antioquia , a diario llegan decenas de peregrinos queriendo cumplirle la promesa al Señor Caído. Este jueves, la población, localizada al norte de Medellín , parecía más un pueblo huérfano a causa de la muerte de su padre: el presbítero Leonardo Ospina.

“Nos hace mucha falta porque él era como un papá para todos nosotros”, dijo el feligrés Fabio Henao.

El párroco de la catedral del Señor Caído se contagió de COVID-19 en su ley, oficiando como sacerdote y consejero.

“Se contagió haciendo esta labor, su mayor anhelo era ser un pastor íntegro y se contagió aquí en el santuario, atendiendo a su feligresía”, aseguró Sebastián Madrigal, un amigo del padre Leonardo.

Paradójicamente, este fue uno de sus últimos mensajes antes de enfermar: “Cuidémonos, porque la enfermedad nos mata, cuidémonos con la ayuda de Dios, fortalezcámonos con la fuerza que viene de Dios”.

Justamente advertía sobre el peligro del virus que terminó arrebatándole la vida.

Publicidad

“Un gran sacerdote, un gran pastor y sobre todo un promotor muy importante de la devoción del Señor Caído”, opinó sobre Leonardo Ospina el monseñor Guillermo Orozco, obispo de la Diócesis de Girardota.

En honor al padre Leonardo, en los próximos días la catedral celebrará, con todos los protocolos, las fiestas del Santuario del Señor Caído de Girardota.

YT

Murió el sacerdote de la catedral del Señor Caído de Girardota, contagiado con COVID-19

El religioso, contaron en el municipio antioqueño, se contagió oficiando eucaristías y en su función como consejero.

A Girardota, Antioquia, a diario llegan decenas de peregrinos queriendo cumplirle la promesa al Señor Caído. Este jueves la población, localizada al norte de Medellín, parecía más un pueblo huérfano a causa de la muerte de su padre: el presbítero Leonardo Ospina.

Publicidad

“Nos hace mucha falta porque él aquí era como un papá para nosotros todos”, dijo el feligrés Fabio Henao.

El párroco de la catedral del Señor Caído se contagió de COVID-19 en su ley, oficiando como sacerdote y consejero.

Tags: sacerdote de Girardota, catedral del Señor Caído de Girardota, padre Leonardo Ospina

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias