Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Nueva masacre en Tarazá: tres personas fueron asesinadas en una mina de oro

La situación en ese municipio es compleja. El alcalde despacha desde Medellín, el secretario de Gobierno está amenazado y hay abandonadas 18 veredas.

Tarazá , Antioquia , es sinónimo de terror. Lo es para sus habitantes, para su alcalde, para su secretario de gobierno y para los 170 núcleos familiares que han tenido que abandonar sus casas en 18 veredas por temor a ser asesinados.

El miedo no es inventado. La mañana de este martes, hombres armados irrumpieron en una mina ilegal de explotación de oro y asesinaron a tres personas.

Lo confirmó el secretario de Gobierno Deinvinson Montero, mientras se desplazaba en moto de un punto a otro del municipio, según relató.

Él también está amenazado, como lo está la mina de oro en la que se cometió la masacre porque, según contó, su propietario se negó a pagarles vacuna a Los Caparros .

“Desde el domingo me acompaña un escolta de la UNP. Ayer recibí la última amenaza. El alcalde (Jerly Ferney Álvarez Ortiz) se fue. Despacha desde Medellín, pero hoy está en Bogotá buscando en el Ministerio del Interior que nos ayuden con un esquema de seguridad acorde a lo que pasa en Tarazá”, le dijo a Noticias Caracol.

Ha recibido, afirmó, cinco intimidaciones, todas por medio de terceras personas o mensajes de textos. “Nos ponen citas, nos dicen que nos van a matar”.

Publicidad

Por eso teme correr la suerte de las 16 personas que han sido asesinadas este año en Tarazá. O la que corrieron las 71 que fueron ultimadas en 2020, o las 205 a las que les segaron la vida entre 2018 y 2019, según sus cifras.

“Es que la guerra se ha trasladado ya hasta el área urbana. El 90 por ciento de los homicidios más recientes han sido a unos 300 metros del casco urbano”, explicó el secretario de gobierno de Tarazá, municipio al que lo vigilan 60 unidades de policía, más algunos refuerzos del Ejército “y eso por la masacre del 18 de enero”, agregó.

A causa de esto, hace un desesperado llamado al gobierno departamental, para que tome acciones que frenen de verdad la violencia en ese municipio de Bajo Cauca.

En 48 horas han sido asesinadas cinco personas. La confrontación es en el área urbana. Las veredas La Esperanza, Rancho Viejo y Santa Clara están deshabitadas, hay en total 18 solitarias. Gobernador (Aníbal Gaviria), venga a Tarazá, necesitamos soluciones”, expresó el funcionario.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO