Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Propietarios de bares en Medellín aseguran que perderán $25 mil millones por medidas COVID

Además, piden que las restricciones se orienten al sistema de transporte donde, según ellos, sí hay aglomeraciones.

El toque de queda y ley seca en Medellín , el Valle de Aburrá y el Valle de San Nicolás, comienzan a las 6 de la tarde de este lunes y se extienden hasta las 5 de la mañana del miércoles.

Para el resto de los municipios de Antioquia será desde las 8 de la noche hasta las 5 de la mañana. El pico y cédula se mantiene y las autoridades no descartan cierres adicionales.

“Esta administración no va a dejar de tomar medidas si esto significa salvar vidas, hoy creemos que no es necesario (el confinamiento total), tenemos la capacidad de abrir más camas de unidades de cuidados intensivos; sin embargo, vamos a seguir evaluando la curva de contagios”, dijo Daniel Quintero, alcalde de Medellín.

Algunos gremios como el del entretenimiento están en desacuerdo y pronostican pérdidas de hasta 25 mil millones de pesos.

Y aseguran que las drásticas medidas deberían ser para el transporte público, donde se presentan aglomeraciones.

“Rechazamos las medidas impuestas por la Gobernación de Antioquia frente a la pandemia del COVID-19, no se puede poner más al límite el sector del entretenimiento nocturno, un tejido empresarial que está fuertemente golpeado y estaba intentando recomponerse, debemos buscar nuevas alternativas”, pidió Juan Pablo Valenzuela, presidente Asobares en Antioquia.

Publicidad

Sin embargo, la mayoría de ciudadanos están a favor de las medidas y desde ya ajustan sus horarios para cumplirlas.

Otra de las medidas es suspender la alternancia en 478 instituciones educativas en el Valle de Aburrá y el Valle de San Nicolás hasta el 16 de abril.

Investigan si circula una nueva cepa

El alcalde de Medellín aseguró que hay indicios de que el aumento de casos pueda corresponder a una nueva cepa del COVID-19 que podría haber llegado a la ciudad.

“El viernes vamos a tener resultados para saber si se trata eventualmente de una nueva cepa, eso no lo vamos a saber si no hasta el viernes, pero que sí estamos notando que hay muchos jóvenes entrando a cuidados intensivos, entran y se agravan muy rápido y sus periodos en cuidados intensivos están mucho más largos”, explicó Quintero.

La ocupación de unidades de cuidados intensivos en Medellín está en un 97% y en el oriente del departamento en un 98%.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias