Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Robaron a Eros, el perro domiciliario del barrio Robledo Tulipanes en Medellín

Al labrador chocolate se le llevaron la canastilla en la que entregaba las compras a sus vecinos. “Es un acto de vandalismo”, dijo uno de sus dueños.

eros-el-perro-domiciliario.jpg
Eros, el perro domiciliario del barrio Robledo Tulipanes.
Cortesía

Robaron a Eros, el perro domiciliario del barrio Robledo Tulipanes, en Medellín: un desconocido se le llevó la canastilla en la que el animal entregaba los pedidos hechos por sus vecinos.

Sucedió en horas de la noche cuando Eros, un labrador chocolate que ha alcanzado fama internacional por su llamativa labor, iba a entregar un domicilio.

“Él iba con mi mamá a entregar un pedido, ella por alguna razón se devolvió y él detrás. Dejó la canastilla con el mandado, que era un cartón (10 cajetillas) de cigarrillos. El ladrón se llevó la canastilla y dejó los cigarrillos”, explica Mauricio López, uno de los dueños de Eros.

El hecho tiene indignados a los vecinos del lugar en el que el perro Eros creció, pues el labrador les ayuda a cuidarse del coronavirus, ya que les lleva hasta las puertas de sus casas los pedidos que estos hacen en la tienda de sus amos.
“Menos mal no le hicieron nada. Realmente fue un descuido que aprovecharon para robarle la canastilla”, añade Mauricio.

El robo al perro Eros, cuya historia fue divulgada por Noticias Caracol, sucedió justo cuando es buscado por cadenas internacionales interesadas en su labor.

“Tuve que ir al centro a comprarle una nueva porque mañana (sábado) vamos a grabar con una cadena argentina, que quiere ver cómo Eros entrega los domicilios”, indica Mauricio.

Publicidad

Este elemento nuevo costó 24 mil pesos, mucho menos de los que valían los cigarrillos que el ladrón dejó a un lado para llevarse la canastilla.

Eros entrega los domicilios puerta a puerta donde sus vecinos después de haber adquirido un aprendizaje de los nombres de cada uno de ellos, que lo reforzaban con juguetes y premios cuando era cachorro.

Tal es la fama de Eros, que sus dueños le abrieron perfiles en redes sociales, donde aparece como Eros 1927.

Publicidad

Lo más visto
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO