Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

Un español y un alemán, otras víctimas de los presuntos asesinos de Ramazan Gencay

La Fiscalía manifestó que no solo es una banda dedicada a drogar y robar extranjeros en Medellín. Hay al menos cinco más. Además investigarán algunas farmacias.
La muerte del profesor Ramazan Gencay, en Medellín, puso al descubierto redes de prostitución, dedicadas a hurtar turistas, mercados negros de drogas y la utilización de las redes sociales como mecanismo de contacto.
Caer ante perfiles falsos en redes sociales es fácil, evítelo con estos consejos En poder de los presuntos responsables de la muerte del ciudadano turco-canadiense estaban otras 45 tarjetas débito y crédito de ciudadanos extranjeros, dos de ellos ya contactaron a la Fiscalía para identificar a los culpables.
“Tenemos un ciudadano español que indica haber sido víctima de este mismo grupo, de estas mismas mujeres, se va a desplazar o hacer el viaje hasta Colombia, quiere hacer el reconocimiento en fila de personas y dar las declaraciones pertinentes. Ya detectamos un segundo caso de un ciudadano alemán”, explicó Raúl González Flechas director seccional de Fiscalías de Medellín.
La sobredosis que a la postre le significó la muerte al profesor Gencay puso al descubierto un mercado negro en el centro de la ciudad, para la distribución de medicamentos como el Clonazepam y Benzodiacepina.
“Iniciamos con esta actividad una investigación directa contra farmacias ubicadas en el centro de la ciudad, que es donde están consiguiendo estos medicamentos sin prescripción médica”, añadió.
La red, integrada por tres mujeres y un hombre no es la única en Medellín. La Fiscalía está tras la pista de otras, denunciadas por ciudadanos japoneses y ecuatorianos.
“Podemos estar hablando de otros cuatro o cinco grupos más que utilizan la misma modalidad y que ya estamos en proceso de fortalecer la judicialización”, indicó el funcionario.
Todas las bandas tienen como punto de partida las redes sociales. Autoridades en Medellín ya establecieron contacto con los desarrolladores de estos aplicativos para brindar los protocolos de seguridad y así generar alertas cuando en vez de parejas, se busque sexo, droga y diversión.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias