Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

Vea cómo fueron salvados siete monos aulladores que ahora gozan de la libertad en Antioquia

Expertos les enseñaron de nuevo sus hábitos naturales, como comer hojas o reconocer a sus depredadores, y los llevaron a un bosque nativo del Magdalena Medio.
La despedida que les dio Johnatan Álvarez, experto en rehabilitación de animales del Zoológico Santa Fe, a los primates, tras salvarles la vida, lo dice todo.
“Estamos muy contentos, muy contentos de poder traerlos nuevamente al bosque, vamos a estar acompañándolos durante estos días”, dijo Johnatan con la voz entrecortada, minutos antes de abrir el refugio improvisado en el que durante unos días estuvieron los animales.
Durante tres años los ejemplares estuvieron en una jaula, a donde llegaron en condiciones deplorables, luego de caer en manos criminales.
Ahora viven en un lugar de un gigantesco bosque nativo del Magdalena Medio antioqueño, donde fueron liberados.
Para poder ser dejados allí, los expertos tuvieron que enseñarles cosas tan sencillas como comer lo que en el bosque habitualmente encuentran, pues los cazadores les cambiaron sus platos por tajadas, sancocho, sopas y hasta arroz.
“Se liberó un grupo de siete aulladores, entre ellos cuatro machos y tres hembras, la familia con un bebé de seis meses”, le dijo a Noticias Caracol Martha Luz Yarce, la cuidadora bajo la que estuvieron a cargo.
A todos, incluso al más pequeño, nacido en cautiverio , fue necesario recordarles quiénes son sus verdaderos enemigos para que a la hora de verlos puedan identificarlos y así salvarse.
“Hay también entrenamiento para reconocimiento de depredadores: utilizamos animales como boas, zorros, que podemos manejar, olores, sonidos de aves rapaces”, explicó Johnatan.
Ahora, la preocupación es que 'rojito', como fue bautizada la cría, y los otros jóvenes de la manada, puedan adaptarse a su nuevo entorno y logren sortear los peligros de su hábitat.
“Es posible que algunos machos juveniles se fragmenten o se alejan del grupo o que busquen otros grupos nuevos, aquí tienen un hogar súper grande”, explicó el experto del zoológico Santa Fe que, junto a otras entidades como Corantioquia, la Universidad CES y el Área Metropolitana, trabajó en la recuperación de los animales.
Hace solo unas semanas otra familia de siete aulladores fue liberada en la misma zona y es monitoreada para seguir de cerca sus comportamientos.

 

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO