Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Así es el complejo proceso de intubación de un paciente COVID: crudas imágenes para reflexionar

Cada día, solo en Bogotá, 125 personas requieren una UCI por problemas respiratorios. Médicos advierten que, si sigue la indisciplina, no va a haber camas para tantos enfermos.

A las UCI de la Subred Centro-oriente en Bogotá a diario llegan pacientes por debajo de 50 años con enfermedades muy severas e infecciones respiratorias tras contagiarse de COVID-19.

Las imágenes al interior de clínicas y hospitales pueden ser crudas, pero es una realidad a la que se enfrenta el personal de las UCI, donde el único objetivo es salvar vidas.

A diario, en Bogotá, se están recibiendo 125 solicitudes de pacientes que requiere hospitalización de urgencia, son 125 personas a las que los terapeutas respiratorios deben colocarles la ventilación mecánica ante la falla de sus pulmones.

“El porcentaje de pacientes que requieren ventilación mecánica invasiva se ha duplicado, porque la falla respiratoria aguda que era una causa frecuente, pero no tan frecuente, está incrementándose. Hemos aumentado al doble la necesidad de intubación y ventilación mecánica”, explica Guillermo Ortiz, jefe de UCI en la Subred Centro-oriente.

Hace menos de 24 horas, 465 personas perdieron la batalla en Colombia por COVID. Otros pacientes continúan su lucha conectados a un ventilador mecánico.

El proceso de intubación es milimétrico, por esta razón se utiliza la cámara del laringoscopio que le permite observar al especialista el recorrido del tubo endotraqueal mientras el paciente está sedado. Así permanece mientras esté en cuidados intensivos, a donde algunos piensan que jamás llegarán y continúan en fiestas.

Publicidad

Es como si hubiera dos pandemias, una dentro del hospital y otra por fuera. Yo creo que la responsabilidad de disminuir los casos está en la comunidad también y, si no nos concientizamos de esto, la cantidad de pacientes que van a ingresar a los hospitales y desafortunadamente van a fallecer no va a disminuir”, señala Ortiz.

Bogotá continúa en alerta roja y las UCI están con una ocupación del 91%. Según los especialistas, en dos semanas la capital podría estar enfrentando el pico más alto y ante la indisciplina social, desafortunadamente muchos no tendrán la suerte, si puede llamarse así, de estar en una unidad de cuidado intensivo ante la falta de camas.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias