Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Así se ve hoy el recorrido de lo que sería la segunda línea del metro de Bogotá

Noticias Caracol realizó el trayecto y verificó los tiempos que debe soportar un ciudadano para llegar hasta Suba.

En tan solo unos años el corredor de la calle 72 en Bogotá será totalmente diferente. Allí se pondrá el primer ladrillo de los 14,5 kilómetros planeados para la segunda línea del metro, que iniciará en esta vía y conectará con la avenida Ciudad de Cali para luego llegar a Suba.

"Lo que mostraron los estudios es que hay mayor necesidad de continuar en dirección al noroccidente, hay mayores acumulaciones de pasajeros requiriendo una solución", dice Andrés Escobar, gerente de la empresa Metro de Bogotá.

Si un ciudadano necesita ir desde Chapinero hasta Suba, el recorrido en taxi en condiciones normales puede demorar unos treinta minutos, pero en la hora pico puede ser hasta de una hora y veinte.

Para miles de bogotanos, la única alternativa es pasar horas en los buses soportando las aglomeraciones y las paradas, que para algunos resultan eternas.

"Son exactamente tres horas y me toca coger cuatro transportes diarios. Son aproximadamente 10 mil pesos que me estoy gastando", dice una usuaria del SITP.

Publicidad

Unos kilómetros más adelante se encuentra el punto de conexión para que el metro llegue a Suba desde Engativá: la avenida Ciudad de Cali.

Este sector cuenta con varias viviendas, cuyos dueños están a la expectativa de que les den un buen precio por sus propiedades.

Sin embargo, la cantidad de predios que se necesitan para la segunda línea se definirá con los estudios de prefactibilidad, que además darán a conocer si el metro será elevado o subterráneo, el número de estaciones y dónde será el patio taller.

"Se va a estudiar y se va a saber en los próximos meses cual es la mejor solución desde el punto de vista de los costos, de los riesgos de construcción y los tiempos de construcción. Y con esos costos es que se entran a hacer los acuerdos formales entre la Nación y el Distrito. El 70 %, la Nación, y el 30 %, el Distrito”, explica el gerente de la empresa Metro de Bogotá.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias