Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Bogotá, primera ciudad latinoamericana en declarar la emergencia climática

Con un acuerdo aprobado de manera unánime en el Concejo se sientan las bases para tomar decisiones que atenúen las consecuencias del calentamiento global.

Aunque la soledad en el Concejo de Bogotá era evidente, en la virtualidad se cocinaba un acuerdo que convocaba a todas las fuerzas políticas y las animaba a votar en bloque la aprobación del proyecto para declarar la emergencia climática en la capital.

El acuerdo lanza diez mandatos que deberán cumplir tres administraciones seguidas para mitigar los efectos del cambio climático que padece la ciudad, pues ya no hay tiempo para pensarlo. Hay que actuar ya, dice la concejal Susana Muhamad, autora de la iniciativa.

(Otras noticias: “Estaba al borde de la muerte”: revelador testimonio de colombiano que recibió plasma convaleciente )

“Eso tiene que ver con la forma como nos transportamos, como producimos los alimentos, como construimos las ciudades, la forma como utilizamos la energía, estamos en la década crítica, por eso se habla de una emergencia climática”, señaló.

Gustavo Carrión, ingeniero meteorólogo que trabajó activamente en la asesoría del proyecto, habla de la importancia del agua, uno de los mandatos del acuerdo.

“En el acuerdo se habla de que la ordenación del territorio de acuerdo a los espacios del agua sea lo principal y no la habilitación de suelos para proyectos inmobiliarios, que tanto han afectado a la Sabana y Bogotá; volver a la discusión de los valles aluviales del río Bogotá que hemos ocupado durante tantos años”, explicó Carrión.

Publicidad

El acuerdo plantea reducir el uso de combustibles derivados del petróleo y promover las energías renovables, un reclamo con voz propia.

“Son nuestros hijos, que ya nacieron y nos están reclamando, nos están diciendo y nos están reclamando: o toman las decisiones o las tomamos nosotros”, afirmó el ingeniero.

Las normas en los protocolos de la industria de la construcción también demandaran una nueva forma de concebir las edificaciones, contó la concejala Muhamad.

“Implica que la administración saque el código de construcción sostenible de Bogotá, eso es por regla que los constructores construyan de una forma que les ayude a los ciudadanos a tener una vida más resiliente al clima; por ejemplo que usted pueda almacenar agua lluvia, que usted pueda recircular el agua gris y así ahorremos el consumo de agua”, describió la funcionaria.

Durante varios meses, centenares de ciudadanos tejieron la propuesta, entre ellos Sofía Gutiérrez, una joven de 18 años que, como Greta Thumber en el mundo, alza la voz en Colombia para decirle a los jóvenes que deben tomar en serio el tema.

“Queremos un cambio, queremos que esto no siga pasando y no es un tema de solo luchar por nuestro futuro, sino que estamos luchando por nuestro presente y por realmente sobrevivir a cada calamidad que se presenta”, opinó Sofía.

Publicidad

Cuando habla de calamidades se refiere a inviernos incesantes, veranos intensos y desastres naturales causados por el cambio climático.

“Colombia es un país muy vulnerable a los efectos del cambio climático, nuestras estructuras, nuestras condiciones, nuestras construcciones no permiten que los colombianos se adapten a los efectos del cambio climático”, agregó.

Para ello solo hay que revisar imágenes recientes, el centro histórico de Cartagena, la autopista Medellín- Bogotá, los continuos deslizamientos en zonas de ladera.

Gustavo Wilches Chaux, un experto en prevención de riesgos, afirmó que los hombres deben tener un dialogo más amigable con la tierra.

“Los desastres no son naturales, es que cuando se toman decisiones de desarrollo que debilitan al estructura ecológica de un territorio, que debilitan la fortaleza de ese territorio, que pone en peligro a las comunidades, ya no se le puede echar la culpa a la naturaleza”, advirtió.

De no seguir estos diez mandamientos de los que habla el acuerdo, de no tomar decisiones, ¿hacia dónde va la Tierra?

Publicidad

“Vamos hacia una reducción de nuestra capacidad de convivir con los extremos y vamos a ser testigos de ver cada vez más desastres. Si eso se cumple, vamos a tener una mayor capacidad de convivir con ese nuevo planeta en que se ha convertido la Tierra como consecuencia de la crisis climática”, respondió Sofía.

La vía para que el acuerdo se cumpla y no se enrede en la maraña politiquera de las futuras alcaldías está en la veeduría ciudadana que debe hacer seguimiento a todo el proceso, puntualiza la joven activista Sofía Gutiérrez.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO