Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Bogotá vivió jornada pacífica en el Día del Trabajo, aunque con algunos enfrentamientos

Cientos de personas salieron a manifestarse, además, contra la reforma tributaria. Pese a la lluvia, hubo desórdenes en la Plaza de Bolívar.

En Bogotá la jornada de protestas fue mayormente pacífica, pero por cuenta de unos pocos hubo alternaciones del orden público y enfrentamientos de manifestantes y el Esmad en varios puntos de la ciudad.

Ríos de personas se tomaron nuevamente las calles de la capital de norte a sur, de oriente a occidente, para llenarla de arengas en contra de la reforma tributaria y la conmemoración del Día del Trabajo en un contexto en el que preocupó el desempleo y la pobreza.

(En contexto: Dos de cada cinco habitantes de Bogotá son pobres: deben decidir entre desayunar o almorzar )

Aunque un nubarrón grande se asomó en el cielo y llegó la lluvia, la resistencia fue más fuerte.

Se esperaba que después de la lluvia llegara la calma, pero por el contrario, llegó la tormenta luego de que algunos encapuchados tumbaran las vallas del Congreso y las mallas de protección.

Desde ese momento y por varias horas en el centro de Bogotá predominó el caos. Las arengas se cambiaron por el sonido aturdidor de los gases lacrimógenos y las banderas con mensajes esperanzadores por estelas de humo.

Publicidad

Esos desórdenes también se sintieron en la avenida ciudad de Cali con avenida Américas, en la calle 142 con carrera Séptima y en inmediaciones de la estación transversal 91, en Suba, donde un articulado fue vandalizado.

Una jornada pacífica que una vez más terminó en desórdenes por cuenta de unos pocos.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias