Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Colegio de Bogotá desata polémica al decir que allí “no se aprende sobre sexo” o "activismo LGBTI"

A través de un boletín, afirmó que tampoco se enseña acerca de "ideología de género". Muchos exalumnos rechazaron esa posición y la institución respondió.

Una reciente comunicación que envió un colegio de Bogotá a los miembros de su comunidad desató polémica. A través de un boletín, el San Mateo Apóstol informó que en la institución "no se aprende sobre sexo, ideología de género o activismo LGTBI".

El comentario hizo que más de 200 exalumnos del plantel firmaran una carta en la que le exigieron a las directivas de este colegio de Bogotá retractarse.

"Para nosotros es muy importante que la educación sea integral, que se aborden todos los temas, que, de manera crítica, los jóvenes sepan, puedan discernir y tomar decisiones", señaló la exalumna Natalia Gómez.

Ante las exigencias de los exestudiantes de este colegio de Bogotá y la presión surgida en las redes sociales, la institución respondió.

"Queremos excusarnos por el malestar que este boletín haya causado a cualquier persona dentro o fuera de nuestra comunidad. Inspired es una organización que se nutre de la diversidad y que enseña a todos los estudiantes de nuestros colegios a abrazar su individualidad, pues justamente eso es lo que los hace especiales”, indicó el colegio San Mateo Apóstol.

Jurídicamente, en Colombia, la ley 1620 del 2013, que creó el sistema de convivencia escolar, exige a los planteles formar a sus estudiantes en derechos humanos, educación para la sexualidad, prevención y mitigación de la violencia escolar.

Publicidad

Estas disposiciones, incluso, fueron ratificadas en el 2015 tras el caso de Sergio Urrego , el joven de 16 años que se suicidó en 2014, debido a la gran discriminación que sufrió en su colegio por ser homosexual.

"No podemos definir que un colegio decida promulgar una cátedra o un currículum que sea intolerante o que rechace a una población, o que sea discriminador, xenofóbico, homofóbico. Eso es algo que el Estado, desde la Secretaría de Educación, no podríamos aprobar y dar una licencia de funcionamiento”, indicó Rocío Olarte, directora de relaciones del sector educativo privado de la Secretaría de Educación de Bogotá.

Añade que, aunque las instituciones educativas son libres de escoger su pensum, deben velar por una educación integral que ayude a los niños y jóvenes a fomentar su autonomía, la toma libre de decisiones y el respeto por las demás personas.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.