bogotá
1:39 pm - 4 de Diciembre de 2017

Colombia recuerda a Yuliana Samboní, un año después de su atroz crimen

Promotores de cadena perpetua para abusadores de niños protestan frente al edificio donde la pequeña fue asesinada por Rafael Uribe Noguera.

El calvario de la pequeña Yuliana Samboní, de 9 años, comenzó en la mañana del domingo 4 de diciembre de 2016, cuando Uribe Noguera se la llevó del barrio Bosque Calderón en una camioneta.

Su padre, Juvencio Samboní, dio aviso a las autoridades. La mañana del 5 de diciembre el país conoció la noticia: la Policía encontró muerta a la pequeña, en un apartamento en Chapinero alto.

Con los análisis de los primeros videos en los que se observa el vehículo y algunos datos, la Fiscalía determinó que el conductor del vehículo era un arquitecto, egresado de la universidad Javeriana, hijo de una prestante familia bogotana: Rafael Uribe Noguera, de 38 años.

Con las pruebas recolectadas hasta ese momento, la fiscal del caso solicitó una orden de captura.

El 6 de diciembre un juez ordenó la detención de Uribe Noguera en la clínica Navarra, a donde había sido llevado por sus hermanos presuntamente para desviar la investigación.

El 7 de diciembre, el hombre fue trasladado a los juzgados de Paloquemao con ayuda de personal del Esmad para controlar a una muchedumbre que intentaba lincharlo.

En marzo de 2017 fue condenado a 51 años y 10 meses de prisión. También deberá pagar $74 millones por los delitos de feminicidio agravado, secuestro simple y acceso carnal violento.

Ocho meses después el Tribunal Superior de Bogotá consideró que la primera pena no había tenido en cuenta los agravantes de acceso carnal violento y secuestro simple, por lo que decidió elevar la pena a 58 años de prisión.

En el caso también están involucrados los hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera, señalados de ocultamiento, alteración o destrucción de material probatorio y por favorecimiento de secuestro. La audiencia está programada para el próximo 14 de diciembre.

¡Ni una más!

Johana Jiménez, quien impulsa la recolección de firmas para buscar un referendo sobre prisión perpetua para violadores, asesinos, secuestradores y maltratadores de menores, informó que se lograron 1.323.009, cifra insuficiente ante la Registraduría.

Pese a no conseguir la meta, fijada en 1.750.000 firmas, la hija de la exsenadora fallecida Gilma Jiménez valoró el número personas que apoyó la iniciativa y anunció que las seguirá buscando las veces que sea necesario. Lo hará “no solo por Yuliana, porque antes de Yuliana hubo muchos casos de violencia sexual contra los niños, y después de Yuliana también”.

Esos documentos con las firmas fueron llevados hasta el edificio Equus, lugar donde el 4 de diciembre de 2016 fue torturada y asesinada la niña Yuliana Samboní.

Ver Comentarios

d