Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Con serenatas en las calles, los mariachis se rebuscan para no tener que dar la media vuelta

La vida nocturna y las reuniones, sus principales escenarios, están aplazados por el coronavirus, pero no así sus gastos y necesidades.

Mientas la pandemia lo permita y vuelva la vida cotidiana, la música y el amor son los únicos salvavidas.

Los mariachis, que le han cantado a tantas penurias y en tantas fiestas, hoy recorren las calles de Bogotá con sus voces roncas y sus propias cuitas, llevando una serenata sorpresa, hermosa y triste al mismo tiempo.

A cambio de sus cantos, reciben lo que les den, pues tienen que buscar alguna manera para llevar el sustento a sus familias.

Estos tradicionales grupos se están convirtiendo en la banda sonora de un tiempo excepcional en el que la magia también tiene espacio, voz, violines y trompetas.

Por supuesto, buscan que las autoridades les den permiso para seguir con su labor y no desentonar en su lucha diaria.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias