Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Dueña de fábrica de zapatos y empleadas recibieron alentadora noticia tras miserable asalto

Tras llorar desconsolada al recibir la noticia del millonario robo, llegó la esperanza de que el emprendimiento en el que trabajan madres cabeza de hogar renazca de las cenizas con ayuda del Distrito.

Dueña de fábrica de zapatos y empleadas recibieron alentadora noticia tras miserable asalto

La dueña de la fábrica de zapatos desocupada por delincuentes en Bogotá y sus empleadas se fundieron este viernes en un abrazo que le devolvió el aliento y la esperanza a un emprendimiento que estaba a punto de morir por culpa de los ladrones.

"Cuando me hacen esa videollamada y me dicen no hay nada, se llevaron todo, ese vacío en el estómago que tú sientes, se te viene el mundo encima y quieres meterte en ese hueco y no salir", recuerda Verónica Herrera, dueña de fábrica de zapatos.

No solo ella, las madres cabeza de hogar que trabajan en esta fábrica asaltada también estaban profundamente preocupadas por su futuro, pues allí tenían su sustento y estaban, de a pocos, retomando labores, tras días difíciles por la pandemia.

"Yo era una madre cabeza de hogar desempleada antes, ellos me abrieron las puertas de esta fábrica hace un año cuando entré a trabajar acá", cuenta Andrys Pastrana, una de las trabajadoras.

Por ello, la noticia que les llevó al Secretaría de Desarrollo Económico las llenó de entusiasmo par renacer entre lo poco que dejaron los delincuentes.

“Es un subsidio a la nómina por hasta 3 meses. Eso es retroactivo, si tú tienes contratos nuevos que hayas generado formalmente en los últimos dos meses, nosotros te podemos pagar eso retroactivamente", le anunció Carolina Durán, secretaria de Desarrollo Económico de Bogotá, a la dueña de fábrica de zapatos.

Publicidad

Y el apoyo de esta entidad del Distrito no solamente es para los empleados, sino también para otras personas que dependían de la fábrica que fue saqueada.

“Apoyarlas para que ellas tengan un ingreso garantizado, para que hagan esa labor con capacitación técnica", afirmó Durán.

Tras estas noticias, la dueña de fábrica de zapatos pasó de la recordada imagen de llanto desconsolado a la de unas mujeres empoderadas que no quieren dejarse dejar la delincuencia les robe sus sueños.

“Aquí salimos de la mano de Dios arriba, con mucho positivismo y no dejarnos morir", enfatizó Verónica.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.