Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

El diálogo se impone ante protesta de una mamá y su hijo que bloqueaban Transmilenio

La serenidad de un curtido policía fue clave para llevar a feliz término el reclamo de la mujer. Vea la historia.

Y mientras el miércoles 19 de mayo está prevista una nueva jornada de marchas y manifestaciones en el país, este martes se conoció en un portal de Transmilenio un gesto de reconciliación y tolerancia que se transforman en símbolo de esperanza del paro nacional . Los protagonistas: manifestantes y un miembro de la Policía.

La indignación de Claudia Samudio y su hijo era evidente.

"Estamos marchando pacíficamente, estamos haciendo un plantón pacíficamente y nos están empujando, nos están agrediendo, estamos ejerciendo nuestro derecho a protestar. ¿Por qué no se unen a nosotros?", decía el hijo de la mujer.

En los videos captados por Carolay Morales, de RCN Radio, se pueden escuchar las razones por las que madre e hijo bloquearon el portal de Las Américas en la mañana de este martes.

“¿Sabe por qué me uní al paro? Porque de Transmilenio me cobraron el pasaje para salir de la estación; ¿si están cerrando y me cobran para salir?”, relataba.

“¿Pero, cómo que le cobraron para salir?”. “Me lo cobraron, sí. Sí, estaban cobrando. Es el colmo, les estoy diciendo, no se lo voy a pagar porque me parece injusto, porque estamos es saliendo del portal", agregaba.

Publicidad

Esa situación, para Claudia, fue la gota que rebosó la copa e hizo que ella decidiera sentarse en plena vía como protesta ante tantas dolencias en su vida.

"En este instante yo sé que no estoy ganando nada y estoy perdiendo 60 mil pesos del día de trabajo de mi hijo y el mío. Sí, es con lo que nosotros nos sostenemos”, contaba Claudia.

“No es por los 60 mil pesos, ni es por un pasaje, es por todo lo que nos han violentado. Mira, yo soy madre cabeza de hogar, tengo seis hijos. Soy discapacitada, estoy en una batalla con la empresa de donde me sacaron para que me paguen mi situación; ¿sí me entiendes si?”, explicaba.

Ante el clamor de la mujer y su hijo, un policía que intentaba que se levantara para desbloquear la vía, decidió quitarse el casco y sentarse a escucharla.

"Si usted me lo pregunta ahorita, nosotros estamos debiendo arriendo, debiendo servicios, no tenemos ni que comer y hoy estoy perdiendo un día de trabajo… porque me tocaron allá adentro las fibras de mi corazón; llevábamos dos pasajes, para mañana no teníamos pa’l pasaje y ¿nos lo cobran para sacarnos de la estación? Es feo", añadía a sus reclamos.

El patrullero Jorge Cárdenas, luego de haberlos escuchado, habló.

Publicidad

"Sumercé, los están escuchando. Usted lo que está haciendo aquí lo está haciendo pacíficamente con su hijo y me parece del carajo. Así es, pero ahora nosotros tenemos que reestablecer el orden y reestableciendo el orden es ayudando también a la gente a que lleguen a sus trabajos, a una persona que se va a ir a vacunar, a una persona a una cita médica, a un muchacho que va a una cita para un trabajo, entonces demos ese ejemplo, señora Claudia”, pedía el uniformado.

“Pongámonos de pie. Al lado de su hijo vino, se manifestó pacíficamente, ahorita la ayudamos para que si quieren ir a trabajar, buscamos para que no le cobren el transporte”, decía Cárdenas, de la dirección de Seguridad Ciudadana.

Al final, el diálogo se impuso y una vez escuchadas las razones y alcanzado los acuerdos, doña Claudia y su hijo se levantaron y dieron vía a Transmilenio con el compromiso del policía de buscar una alternativa para que no les cobraran el pasaje.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias