Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

El legado de Myriam Malpica, la bombera más antigua de Bogotá que falleció por COVID-19

La teniente, de carácter fuerte, pero muy sensible, sirvió a la comunidad durante 46 años. Su labor vivirá por siempre en la memoria de quienes, codo a codo, trabajaron con ella.

Hay luto en el Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá por la muerte de Myriam Malpica, una de las tenientes más destacas de la entidad, a causa del COVID-19.

La valiente mujer, quien era la bombera más antigua de la capital de Colombia, sirvió a la comunidad durante 46 años.

El subdirector operativo de Bomberos de Bogotá, comandante Gerardo Martínez, recuerda que Myriam Malpica fue una de las primeras mujeres que llegó a la entidad, en 1975.

“En ese entonces entraron aproximadamente 25 mujeres, que estuvieron con entrenamiento similar al que tenían los hombres. Ella ingresó a los 17 años y al cumplir los 18 entregó toda su vida al servicio de la comunidad, a salvar vidas, a mitigar el sufrimiento de los demás”, destacó Martínez.

El comandante reconoció que pese, al machismo, fue una pionera en la institución y ocupó importantes cargos a lo largo de su carrera.

Publicidad

“La teniente Myriam siempre dijo que llegó a una entidad machista, en su momento. Pero la cultura ha cambiado muchísimo y ya somos una entidad incluyente, no solo en género. Las mujeres fueron ubicándose y generando un espacio en este mundo machista que regía en el Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá”, reconoció el subdirector.

“Pasó por cada uno de los diferentes cargos que tenemos aquí en la entidad. Fue bombera por muchos años, posteriormente suboficial, estuvo como cabo, ascendió a sargento, se desempeñó como jefe de estación en Suba, Bicentenario y posteriormente, por sus competencias, por sus habilidades, fue asignada a Chapinero, una de las estaciones insignias para nuestra entidad, entendiendo que es una de las que más incidencias atiende al año en la ciudad”, detalló.

A pesar de su carácter fuerte y de ser exigente con el personal, Myriam Malpica fue una mujer sensible y muchos de sus subalternos la consideraban como una madre.

“Fue una mujer ejemplar, una mujer intachable, una mujer que con solo su presencia daba obediencia”, resaltó el comandante Martínez, con la voz entrecortada.

Publicidad

Myriam Malpica siempre será recordada en Bomberos Bogotá porque materializó los tres pilares de la institución: honor, valor y disciplina. Por eso, le rinden homenaje a su legado, que vivirá por siempre en la memoria de quienes, codo a codo, trabajaron con ella.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias