1:39 pm - 15 de Noviembre de 2019

“Es algo que Dios me puso en las manos”: habla policía que reanimó a recién nacida

Por: 
Noticiascaracol.com

El patrullero Pablo Rojas narró, paso a paso, cómo hizo para salvarle la vida a la bebé, que nació en una vivienda de Usme, suroriente de Bogotá.

Rojas llegó al lugar y lo primero que le dijeron fue que la pequeña había nacido sin signos vitales, que no había nada. Pero él no estaba preparado para rendirse.

“Cuando llegué me dio mucha tristeza ver a la bebé así. El primer pensamiento que se me vino a la cabeza fue: no voy a poder hacer el procedimiento. Pero me encomendé a Dios", cuenta el patrullero

Fueron tres minutos de completa angustia: la bebé luchaba por vivir, mientras este valiente policía no paraba de intentar reanimarla con masajes en el pecho y respiración boca a boca.

Una médica del servicio de emergencia 123 le indicaba qué hacer… la llegada de la ambulancia se hacía eterna.

Pese al esfuerzo, la bebé no respondía. Aun así, el patrullero no dejó de reanimarla.

“Cuando le estoy dando respiración boca a boca le sale de la boquita un líquido y ya el color empezó a cambiar; pasó de estar morada a ser más blanquita”, relata emocionado Pablo Rojas.

En ese instante llegó la ambulancia y un médico examinó de inmediato a la pequeña.

“Lo que él hizo fue colocarle los aparatos a la bebé en el corazoncito y dijo sí, sí tiene signos vitales”, cuenta el uniformado.

Todos respiraron con alivio al escuchar esas palabras. Para el patrullero Rojas, Dios lo usó para hacer un milagro.

“Es algo que mi Dios me puso en las manos. Me tocó el corazón para poder atender este caso", dice y añade “salvar una vida es la acción más bonita que uno puede hacer como ser humano".  

Ahora, la bebé se recupera junto a su mamá en el Hospital de Meissen y está en perfectas condiciones.

Más contenidos sobre: 
Ver Comentarios

d