Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

“Fue un ángel para nosotros”: familia desplazada relata el buen corazón del patrullero asesinado

Humberto Sabogal rescató de las frías calles bogotanas a Luis y sus hijos y les tendió la mano. El miércoles prometió llevarles almuerzo, pero no llegó. Unos criminales lo asesinaron.

Muerte del patrullero Humberto Sabogal: "Terminan matándolos porque si ellos reaccionan los acusan"

En bolsas negras, Luis no sólo empaca su ropa sino las ilusiones y la esperanza de sacar adelante a su familia con la ayuda de un ángel, un patrullero, que hace un par de días lo vio tirado, junto con sus dos hijos, en una calle del centro de Bogotá, con hambre y con frío.

“Nos encuentra aquí, nosotros le preguntamos que a dónde hay un hogar de paso para pasar la noche y él nos trae hacia aquí, coge un taxi y le paga para irnos para el Santa Fe a pagarnos el hotel”, dice Luis.

Una reacción que este hombre y su familia no esperaban, pues luego de salir desplazados de Nariño y llegar hace unos días en Bogotá nadie los ayudaba.

“Fue para nosotros una bendición de Dios, porque llevábamos días sin dormir, sin descansar y sin comer y que se nos aparezca un ángel así de la calle es grandioso. Para nosotros fue mucha alegría porque en el momento en que él nos recoge abraza a mis hijos.

El patrullero Humberto Sabogal los llevó a un hotel del centro y pagó cinco días de hospedaje inicialmente.

“Vino y nos trajo desayuno, almuerzo. Nos compró ropa, nos compró chaquetas”, explica el hombre

Publicidad

Pero el miércoles fue el último día en que la vida le permitió ver a su ángel de la guarda.

“El miércoles en la mañana, él arrimó, nos trajo desayuno pagó el hotel y nos dijo que en la tarde arrimaba a traer el almuerzo, nunca más apareció”, cuenta con tristeza.

Y no llegó porque dos delincuentes lo asesinaron en una esquina del sur de Bogotá , muy cerca a donde se hospedaba Luis y sus pequeños hijos, quienes horas después se enteraron de la triste noticia.

“Lloramos mucho. La noticia del patrullero fue muy dura para nosotros, porque Sabogal fue muy bueno con nosotros y la verdad la ayuda que nos dio fue grande”.

Luis y su familia llegaron hasta el centro religioso de la policía donde le realizaron las exequias al patrullero y le rindieron un homenaje al también conocido como ángel Sabogal.

Luis y su familia no sólo perdieron a su ángel Sabogal, también deberán abandonar el hotel y regresar con sus hijos a las calles, porque no tienen dinero con que pagar una noche más de hospedaje.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.