Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

“Hasta que uno no lo vive, no lo cree”: pareja de jóvenes contagiada con COVID-19

Ellos son Fredy y Vanesa, tienen 25 y 24 años, respectivamente, y hoy les envían un mensaje a todos los de su edad. Vale la pena escucharlos.

Cada vez es más frecuente en Bogotá que menores de 30 años ingresen a UCI contagiados con COVID-19 o que requieran ventilador mecánico.

Y aunque no es el caso de Fredy Velásquez y su esposa Vanesa Acosta, quienes tienen 25 y 24 años respectivamente, ellos dos sí se vieron sorprendidos por el virus, pues pensaron lo que muchas personas de su edad, que si los tocaba, no lo iban a sentir.

Desde su casa contaron cómo ha sido esta amarga experiencia.

“Fui yo quien trajo el COVID a casa, ya que soy la única persona que sale todos los días a laborar, y ha sido muy difícil saber cuál fue el punto de contagio, ya que me movilizo por medio del transporte público y en la empresa tengo contacto con muchas personas”, contó Vanesa.

Ella y su esposo reconocen que eran escépticos frente al coronavirus, hasta que llegaron los síntomas.

Nauseas, dolor de cabeza, fatiga, dolor articular, dolor muscular, me dolía mucho caminar, nos dio muy, muy duro”, dice.

Publicidad

Fredy, en cambio, está en teletrabajo, y ha tenido los síntomas similares a los de su esposa.

“Hay síntomas que no desaparecen: la tos, dificultad para respirar, gusto y olor no regresan”, cuenta.

Al igual que muchos jóvenes, pensaron que no se contagiarían y, si llegaba a pasar, tal vez sería una gripa más, ya que no tienen comorbilidades.

“Pensamos que ya nos había dado, que tal vez éramos asintomáticos y nos sorprendió mucho y por pensar que éramos jóvenes pensamos que nos iba a dar muy suave, cosa que no fue así, nos dio muy duro”, relata Vanesa.

Por eso hoy, con su testimonio buscan concientizar a todos los ciudadanos, especialmente aquellos que están en las calles sin las medidas de autocuidado.

“Realmente hasta que uno no lo vive no lo cree; damos este mensaje para que todos esos jóvenes que están en las calles en estos momentos luchando, lo sigan haciendo pero con mucha precaución”, recalca Fredy.

Publicidad

Al estar viviendo en carne propia la agresividad del virus, lo que menos esperan es tener que llegar a una UCI.

Vea también: Vacunación COVID Colombia: mayores de 50 años ya podrán inmunizarse sin cita previa

Esto no es un juego y casi todos los casos que se están reportando son de gente joven, gente de menos de 30 años que de pronto no cree; que cree que porque tiene buenas defensas y que porque es joven lo puede afrontar, pero así como a nosotros nos pasó, hay mucha gente que está hospitalizada, hay gente que está esperando una cama, hay gente que está esperando un respirador”, agrega Fredy.

Bogotá solo tiene 65 camas UCI disponible para atención de pacientes con COVID-19.

¿Qué dicen los expertos?

Guillermo Ortiz, líder de la UCI de la Subred Centro oriente, habló de este fenómeno.

Publicidad

Estamos viviendo uno de los momentos más difíciles de la pandemia, llevamos casi tres semanas con una ocupación casi del 100 por ciento. Va a llegar un momento en que las camas van a ser insuficientes para atender toda la demanda de pacientes que están llegando”.

Muchos de estos pacientes son personas de 20 a 30 años…

“Sí, probablemente dado la campaña y el impacto de la campaña de vacunación, el perfil de pacientes que ha ingresado ha cambiado. Casi el 50 por ciento de los pacientes son menores de 50 años. Tenemos de 30, 32 años, incluso de 22 años en peligro de sus vidas”, respondió Ortiz.

¿Qué ha pasado, se han relajado las medidas de autocuidado?

“No sé, por alguna razón se ha perdido (el miedo a) la gravedad de la pandemia. Nadie es inmune a morirse de COVID-19, a padecer el COVID-19”, agregó.

“La reflexión al interior de las instituciones hospitalarias es: nosotros no prevenimos el COVID-19, eso no se hace en los hospitales. Nosotros tratamos pacientes enfermos. La prevención se hace desde la comunidad, es el autocuidado el que previene que los pacientes se contagien, lleguen a cuidados intensivos y muchas veces fallezcan”, aseguró el especialista.

Publicidad

Muchos no tienen enfermedades de base, ¿por qué los ataca de manera agresiva el virus?

Es probable que la interacción entre el virus y el paciente haya cambiado algunas particularidades. Hemos recibido pacientes jóvenes, 20, 30, 40 años, sin comorbilidades aparentes, con estados de severidad muy importantes, disfunciones no solamente del pulmón, la neumonía usual del COVID, sino con alteraciones de otros órganos que hacen que peligren sus vidas”, dijo.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias