Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

"Hemos visto fallecer montones de personas, hubiera podido ser evitable si tuviéramos disciplina"

Lo dice una médica que atiende pacientes COVID en UCI. Ella, que ha visto el daño que puede causar el virus, les envía un mensaje a los incrédulos.

La curva de contagio de coronavirus está disparada en el país. Así como suben los contagiados, también aumenta el número de pacientes que llegan a los hospitales.

Nosotros como personal de salud necesitamos el apoyo y es que (los ciudadanos) usen su tapabocas, mantener el distanciamiento. Nosotros damos nuestro mayor esfuerzo para poder sacar más personas adelante”, explica Jhon Edison Parra, coordinador de las UCI de la subred sur en Bogotá.

En la capital, por ejemplo, solo hay 264 camas disponibles para pacientes COVID.

(En contexto: A Bogotá le quedan solo 362 camas UCI: hay preocupación por las dos semanas que vienen )

A medida que transcurren los días, los médicos se sacrifican más por sus pacientes, muchos de ellos en posición de cúbito prono o acostados. Debido al tiempo que permanecen así, les comienzan a salir ampollas. Una secuela que quizá parece minúscula, pero que médicos y enfermeros tratan con cremas para aliviar el dolor.

Muchos de los que están en la primera línea contra el COVID-19 han pasado a condición de convalecientes y deben permanecer en casa recuperándose con un único propósito: estar bien para regresar a dar la pelea.

Publicidad

Es el caso de Jhoana Caterine Díaz, médica de cuidados intensivos de El Tunal: “en el momento que me diagnosticaron fue un momento complejo, difícil y confrontar los síntomas fue algo que me enterneció más hacia los pacientes, me llenó más de humanidad entender por lo que pasan cada uno de los pacientes, independientemente si tiene síntomas leves o severos”.

Tras recuperarse, regresó a la unidad de cuidados intensivos, a la primera línea, a cuidar y salvar vidas de algunos que se contagiaron sin darse cuenta y otros que no se cuidaron, pero la consigna es a todos tratarlos por igual.

Vamos por el tercer pico, hemos visto fallecer a montones de personas que hubiera podido ser evitables si tuviéramos disciplina, la disciplina lo es todo”, reflexiona la doctora Jhoana.

El mensaje de ella y de todo el personal de salud es claro: el cuidado está en nuestras manos, usando el tapabocas y evitando las aglomeraciones.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias