Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

La amenaza que ronda al humedal El Burro, pulmón de Bogotá

Este ecosistema de 19 hectáreas está lleno de aves, entre ellas imponentes búhos, y plantas acuáticas. Comunidad trabaja para protegerlo.

En la localidad de Kennedy se encuentra el humedal El Burro, perteneciente a la subcuenca El Tintal y uno de los ecosistemas naturales más importantes del sur de Bogotá. Caminar por este entorno significa un respiro en medio de la combustión de la avenida Ciudad de Cali.

“El humedal El Burro, en este momento, es el humedal más grande de la localidad. Es el que tiene la mayor cobertura vegetal y adicionalmente es el de mayor población de fauna. Una de las principales funciones de los ecosistemas de humedal es ser el hábitat de aves acuáticas”, asegura Alejandro Torres, integrante de la Red de Humedales de Bogotá.

El humedal El Burro es uno de los 15 reconocidos en la capital de la República. Este ecosistema anfibio tiene 19 hectáreas y consta tanto de plantas acuáticas como terrestres.

Es muy importante para la construcción de una ciudad sostenible tener un sistema de humedales sano, capaz de prestar servicios ecosistémicos y de proteger la diversidad propia de la Sabana de Bogotá. Si tenemos unos humedales en esas condiciones de seguro el bienestar de todos los bogotanos va a incrementarse”, comenta Brigitte Baptiste, bióloga y rectora de la Universidad EAN.

El humedal El Burro cuenta con la migración de aves boreales, pero también con la presencia de imponentes búhos que se ubican en las copas de los majestuosos árboles. Especies que buscan ser protegidas por valientes ciudadanos voluntarios.

“Dado que los humedales son tan importantes en la regulación hidrológica, van a tener un papel creciente en la adaptación del cambio climático, construir cerca de los humedales o en predios que no son adecuados para ellos implica correr riesgos innecesarios”, señala Baptiste.

Publicidad

Sin embargo, hay una amenaza presente en este pulmón de Bogotá: la llegada de aguas residuales no tratadas, directamente del alcantarillado de la ciudad.

"La más álgida es el vertimiento de aguas fecales, de aguas residuales, domiciliarias e industriales, afectando el goce de un ambiente sano, salud pública y por ende el derecho a la vida, por su conexidad”, anotó Torres.

¿Pero cuál es la importancia del ecosistema para la comunidad de los barrios Castilla, Tintala, Mandalay, entre otros sectores con los que colinda el humedal El Burro?

“Es el único país que lo tiene todo, deberíamos de cuidarlo bastante no arrojando basura, no edificando, esto era un humedal”, dijo Tatiana Trujillo, vecina del humedal El Burro.

En el humedal El Burro se instaló un vivero con especies endémicas para que las personas lo visiten y aprendan de temas ambientales. Esta iniciativa es liderada por la comunidad.

Una cifra preocupante que resume el desgaste que han sufrido estos cuerpos de agua es que, en 1950, Bogotá contaba con más de 50.000 hectáreas de humedales y hoy sobreviven 726.

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.