Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Le disparó a ladrón que entró a su casa en Bogotá y ahora podría enfrentar pena de 9 años en prisión

El dueño de la vivienda relató lo sucedido y explicó el proceso judicial que se adelanta en su contra. El caso ocurrió en la localidad de Suba.

Un ladrón que ingresó a una vivienda en la localidad de Suba , noroccidente de Bogotá , fue herido por el propietario del inmueble, Fernando Amaya, quien le disparó y ahora enfrenta un proceso judicial.

“Ese día, hacia las seis de la tarde, estaba yo solo en la casa, en mi cuarto, en el segundo piso, cuando oigo unos ruidos que me llamaron mucho la atención. Pongo cuidado, me asomo por las escaleras para bajar al primer piso y evidentemente oigo unos ruidos muy fuertes”, dijo Amaya.

El hombre pensó que ladrones estaban forzando la puerta para entrarse y, en medio del susto, bajó con un arma de fuego.

“Yo tenía guardado el revólver que era de mi papá, un revólver que estaba autorizado para la tenencia en este predio, en espera de un trámite de autorización de cesión por parte de Indumil, pero ante esa amenaza que yo siento, porque realmente me asustó mucho, pienso en que no debo bajar solo”, anotó.

Al bajar, se encontró con un hombre al que le disparó y quien, según él, solo sufrió heridas superficiales.

Publicidad


“Bajo a defenderme porque me siento agredido y evidentemente, cuando veo al muchacho, que pienso que hay más, me siento agredido y con miedo de muerte”, señaló.

Pese a que actuó en defensa propia, Fernando Amaya ahora enfrenta un proceso judicial en el que podría recibir una condena de 9 años de prisión.

“Hay todo un aparato judicial moviéndose porque no se tuvieron en cuenta los eximentes de responsabilidad que creería yo que son muy claros para que esto no solamente pudiera terminar ya, sino que no hubiera empezado”, aseguró.

Esta situación se presenta por lo que considera “un tecnicismo”, debido a que no se había hecho el trámite de cesión a su nombre del arma que tenía en su casa.

“Hay una interpretación ahí que desvía la cosa y me pone en una situación muy complicada y un poco absurda, porque es que me enfrento a estar incurso en un delito que tiene 9 años de cárcel, cuando hubiera podido salir de esta situación con un trámite administrativo, pagando una multa quizá de un salario mínimo”, concluyó.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias