Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Lo bueno y lo malo de la Región Metropolitana Bogotá - Cundinamarca

Tras la aprobación del proyecto de ley orgánica por parte del Congreso, expertos analizan los pros y los contras que tendría su implementación.

Lo bueno y lo malo de la Región Metropolitana Bogotá-Cundinamarca
Lo bueno y lo malo de la Región Metropolitana Bogotá-Cundinamarca

La idea de una Región Metropolitana para unir a Bogotá con los 20 municipios aledaños de Cundinamarca ubicados en la Sabana de occidente y el norte no es nueva. De hecho, se viene cocinando desde hace algunos años. El primer estudio fue en 1961 bajo la administración del arquitecto Jorge Gaitán Cortés, que presentó por primera vez la idea de hacer que estos dos entes territoriales se convirtieran en una gran región.

Desde esa época se intentó concertar esta posibilidad sin mucho éxitos. Sin embargo, como dice el dicho, no hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se salde. En sesiones extras, las plenarias del Senado y la Cámara de Representantes le dieron su bendición final y ahora solo resta la firma del presidente Iván Duque para que ese proyecto empiece a integrar sus municipios en el 2022 y empiece a operar desde el 2023.

Publicidad

Los puntos a favor

Empecemos por mencionar las bondades de esta nueva figura de la Región Metropolitana. Busca que Bogotá y Cundinamarca planifiquen y construyan en conjunto proyectos como el Regiotram de Occidente , que ya está contratado, es decir, crear una agencia de transporte interdepartamental que permita construir obras como cable aéreos, extensiones de otros sistemas de transporte y vías férreas.

Pero además, en palabras de Luis Ernesto Gómez, secretario de Gobierno de Bogotá, una integración va más allá: "En un futuro, gracias a la Agencia de Transporte, las personas que se monten en un municipio vecino y lleguen a Bogotá van a pagar lo mismo por los pasajes".

Dice que la Región Metropolitana es un nuevo ente territorial al que los municipios podrán solicitar pertenecer a través de los concejos. Menciona que unos de los beneficios es que a esta figura el Gobierno entregará recursos para ejecutar proyectos independientes: "Con estos recursos conjuntos, vamos a hacer grandes inversiones que jamás podrían hacerse en un municipio pequeño o intermedio como los son Zipaquirá, Chía o Soacha".

Publicidad

Otro aspecto positivo es que permite que los campesinos de Cundinamarca vendan directamente y a precios justos a los comerciantes de Bogotá y plazas de mercado a través de una agencia abastecimiento alimentario. "Esto es porque cerca del 90% viene del departamento", dijo César Carrillo, director de abastecimiento de la Gobernación de Cundinamarca.

Los cuestionamientos

Publicidad

El proyecto de Región Metropolitana tiene varias alertas y críticas. Ómar Oróstegui, director de Futuros Urbanos, señaló que lo aprobado en el Congreso traerá nuevos impuestos . "La creación de nuevos peajes, la creación de nuevas tasas impositivas, tal es el caso de valores adicionales al impuesto vehicular o también al impuesto predial. También está el riesgo de que se cobren nuevas valorizaciones", sostuvo.

Fenalco Bogotá - Cundinamarca, gremio de los comerciantes, también criticó este mismo artículo, que es el 43 del proyecto. Algo que -dicen- ensombrece lo pactado en la Región Metropolitana.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.