Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Murió Antonio Caballero, uno de los grandes periodistas y columnistas de Colombia

Lleno de originalidad, les cantó la tabla a los gobiernos y presidentes, incluso siendo sus amigos. Era, literalmente, un dedo en la llaga para los políticos.

Falleció Antonio Caballero, uno de los grandes periodistas y columnistas de Colombia

Antonio Caballero, uno de los periodistas más importantes de Colombia, falleció este viernes, 10 de septiembre de 2021. La noticia llenó de luto las redes sociales, donde colegas y seguidores lamentaron su partida.

El presidente de Colombia, Iván Duque, también se pronunció sobre la muerte del emblemático periodista, escritor y caricaturista de 76 años.

"Expreso mis condolencias a la familia y amigos del escritor y periodista Antonio Caballero por su fallecimiento. Pierde Colombia a un destacado hombre de letras", dijo el mandatario.

Publicidad

El expresidente Juan Manuel Santos igualmente lamentó el fallecimiento de Antonio Caballero y sostuvo que "le hará mucha falta a nuestra democracia su ácida e inteligente crítica".

Antonio Caballero y la fuerza de la palabra

Lleno de originalidad, Antonio Caballero le cantó la tabla a los gobiernos y presidentes, incluso siendo sus amigos. Era un dedo en la llaga.

Caballero fumó, bebió y escribió como quiso, siempre a máquina de escribir. Son recordadas sus columnas críticas y su visión rebelde del mundo.

Antonio Caballero nació en 1945, en Bogotá, y era hijo del reconocido escritor Eduardo Caballero Calderón e Isabel Holguín. Hermano del pintor Luis Caballero Holguín, fue sobrino del escritor Lucas Caballero Calderón.

Publicidad

Desde 1964, empezó como caricaturista colaborador en el periódico El Tiempo, donde también trabajó su padre.

Vivió en Europa, donde estuvo en países como España, Grecia, España e Inglaterra. Trabajó para la BBC de Londres y The Economist, además de escribir para la revista Cambio 16 en Madrid.

En 1975 regresó a Colombia para trabajar en la revista Alternativa, donde también publicó caricaturas. Allí fue jefe de redacción y corresponsal internacional.

Fue columnista de El Espectador en la década de 1980 y estuvo una época en la revista Semana. En 1996, volvió a esta última para publicar una columna semanal sobre temas de actualidad y política, así como las caricaturas de Monólogo.

Además de sus críticas a los gobiernos, también denunciaba con vehemencia la presencia del narcotráfico en las distintas esferas de la sociedad, en el ámbito no solo social, sino político, militar, religioso y artístico. No fue ajeno a las polémicas, recibió reprimendas y se le cuestionó, por ejemplo, su amor por las corridas de toros.

En 1984, publicó la novela Sin Remedio, que en 2008 fue traducida al francés y ha sido base de estudios doctorales en Estados Unidos sobre la transformación de Bogotá. Cinco años después, en 1989, escribió Isabel en invierno.

Publicidad

Entre sus obras periodísticas destacadas figuran 15 años de mal agüero, la primera recopilación que se hizo de sus columnas y crónicas.

En 1994, sus caricaturas políticas lo llevaron a ganar el Premio Simón Bolívar y, en 1999, Editorial Plantea no solo le otorgó su premio de periodismo, sino que publicó la antología No es por aguar la fiesta.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.