Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Operación Tazmania: así se infiltró la Policía en peligrosa zona donde mataron a Lynda Michelle

El grupo élite perfiló a los delincuentes, hizo planos del lugar y hasta se valió de un dron para capturar a los asesinos. Exclusivo.

Comandos de la Policía ingresaron hasta la zona del barrio San Bernardo en la que asesinaron a la niña Lynda Michelle , de 15 años. Además del homicidio, se evidenció la red de tráfico de drogas que era manejada por miembros de la banda Tazmania.

Para llegar al lugar, agentes de inteligencia de la Policía de Bogotá se infiltraron en la zona y con la ayuda de varios informantes identificaron uno a uno a los criminales que, además de torturar a la menor, se encargaban de liderar la venta de droga.

Vea aquí: “Se reían y disfrutaban lo que hacían”: relato del cruel asesinato de Lynda Michelle en Bogotá

El primero en ser identificado fue alias ‘Carlos’, uno de los clientes de confianza de la banda. Al señalado delincuente lo grabaron con la carreta que, según la investigación, utilizó para transportar por el barrio el cuerpo sin vida de la niña Lynda Michelle.

Logramos revisar más de 70 cámaras, porque empezamos hacer el recorrido desde Prado Veraniego, que fue el sitio donde la menor salió, hasta el sitio de San Bernardo. Eso nos permitió establecer, el día 30 noviembre del año pasado, que la menor llegó a ese sitio
general Óscar Gómez, comandante de la Policía de Bogotá

En la otra entrada de la misma olla, los infiltrados identificaron a alias ‘Jaqueline’. Para la Policía, esta mujer era la encargada de permitir el ingreso de los consumidores a la escalofriante casa abandonada donde no solo les vendían bazuco, cocaína y marihuana, sino que también les cobraban para que consumieran por horas en la casa.

Publicidad

Días después, en la misma zona, reconocieron a alias ‘Chepe’ y alias ‘Andrés, los hermanos Daza, señalados de torturar y asesinar a la niña Lynda Michelle. Dicen las autoridades que estos sujetos son conocidos como ‘sayayines’ o ‘cuervos’, es decir, los encargados de la seguridad del expendio.

El comando élite de inteligencia también llegó hasta el jefe de los Tazmania, alias ‘Pirry’, un señalado traficante que recibía cerca de 10 millones de pesos diarios, producto de la venta de drogas.

Los datos recolectados en menos de 15 días por el equipo élite de la Policía de Bogotá fueron presentados al general Óscar Gómez.

El día del operativo para capturar a los delincuentes, el jefe de la banda trató de huir con una mujer por una ventana y los tejados. Un dron captó cómo lanzaba a otra casa ropa y maletas repletas de droga.

Pese a su intento de escabullirse, alias ‘Pirry’ fue capturado. Unas calles más adelante cayeron los hermanos Daza, ‘Carlos’ el carretero y los otros integrantes de la banda.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias