Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Pareja que se casó hace 57 años recibió el mismo día la vacuna contra el COVID-19

Don Ignacio Roldán y doña María de Jesús Martínez lo califican como una dosis de vida, pues podrán ver nuevamente a sus cinco hijos, siete nietos y cuatro bisnietos.

Hace 57 años, frente al altar, Ignacio Roldán y María de Jesús Martínez juraron estar juntos en la salud y la enfermedad. Tras casi seis décadas juntos, recibieron el mismo día la vacuna contra el COVID-19 . La pareja califica este acontecimiento como una dosis de vida, pues les permitirá ver nuevamente a sus cinco hijos, siete nietos y cuatro bisnietos.

“Nos sentimos súper bien, eso es una bendición de diosito", dice emocionada María de Jesús Martínez, de 87 años.

"Nosotros nos casamos el 7 de agosto de 1961 y de ahí pa’ acá nos hemos casado dos veces: hace más de 50 años y después ya las bodas de oro", cuenta Ignacio Roldán, de 83 años.

En 57 años de matrimonio han enfrentado momentos difíciles y las vicisitudes típicas de la convivencia, de las que salieron airosos por la fuerza del amor, y cosecharon una hermosa familia.

"Por ahí hemos tenido nuestros problemitas, pero después de un momentico eso pasa y así con el tiempo nos hemos comprendido”, comenta don Ignacio.

Publicidad

Amor que no logró separar la pandemia, de la que recuerdan el día y el lugar donde los sorprendió.

"Nosotros estábamos por allá en Boyacá y llegamos a los ocho días, nos fuimos para donde un hijo allá en una finca y la semana siguiente empezaron con el tema, que mire, que ya hubo muertos, y ya no pudimos salir a ningún lado, ni siquiera en Bogotá", recuerda doña María.

Fue un año difícil, donde no pudieron ver a sus seres queridos, donde no salieron ni a la puerta y tuvieron que extremar los cuidados.

"No salía tanto uno a la calle y estaba más bien retirado de las demás personas, hasta con los hijos”, cuenta María de Jesús.

Y como hace 57 años que juraron frente al altar estar unidos en la salud y la enfermedad, esta semana recibieron, el mismo día, la vacuna contra el COVID-19. Una dosis de vida que les permitirá volver a compartir con sus hijos, nietos y bisnietos.

"Ya uno vive como más tranquilo y ahora darles concejos a los hijos para que se manden a vacunar y que manden a vacunar los niños", cuenta doña María.

Publicidad

"¿Las vacunas? Eso fue como si fuera para niños, eso no dolió ni nada, normal", resalta don Ignacio.

Tanto María como Ignacio viven más tranquilos y esperan con ansias que pasen rápido los 28 días, según les informó el equipo de vacunación, para aplicarse la segunda dosis.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias